Print this chapterPrint this chapter

Introducción

4 Buenas prácticas

De interés general para todos los bloques, se presentan adaptados algunos principios de buenas prácticas en la educación para personas con TEA que la Fundación para la Educación del Autismo (AET, en inglés) del Reino Unido, elaboró en 2011 de cara a establecer unos estándares de calidad en la atención a este alumnado y que ha sido recientemente traducida por AETAPI


Principios fundamentales de una buena práctica en la educación para personas con autismo:

  • Tener expectativas positivas con el alumnado con TEA. 
  • Integrar métodos basados en la evidencia en prácticas de “enseñanza de primera calidad” para eliminar barreras a los alumnos dentro del espectro del autismo.
  • Aumentar el abanico de oportunidades de aprendizaje para desarrollar capacidades para vivir de forma autónoma. 
  • Usar sistemas para registrar el progreso de logros académicos así como de los resultados sociales y de comportamiento (“capacidades para la vida”). 
  • Poner en marcha y mantener un programa de formación en autismo para toda la plantilla. 
  • Desarrollar una relación estrecha de trabajo y apoyo mutuo con las familias basada en la toma de decisiones conjunta, que reconozca su papel clave para que el aprendizaje continúe fuera de la escuela. 
  •  Procurar construir y mantener fuertes conexiones con los alumnos, y asegurarse de que son participantes activos en decisiones sobre actividades curriculares y extracurriculares y sobre cómo funciona la escuela. 
 Tabla que recoge algunos principios de buenas prácticas en la educación para personas con TEA. 

Adaptada de ¿Qué es una Buena Práctica en la Educación de personas con Autismo?