Print this chapterPrint this chapter

Salud y trabajo con tecnología digital

5 Actitud en el trabajo

El factor psicosociológico es muy importante para nuestro bienestar en el trabajo y se refiere a las condiciones del entorno laboral relacionadas con la organización, el contenido y la realización de nuestras tareas. Para evitar los riesgos psicosociales en nuestro lugar de trabajo, como el estrés, el burnout o la fatiga mental, es fundamental tener una buena actitud frente al trabajo, además de aprender a gestionar el estrés, mejorar la ejecución de nuestras tareas y mejorar los factores de organización del trabajo, tanto personal como en equipo.

Debemos afrontar nuestras tareas con optimismo y poner en valor nuestras cualidades relacionadas con el trabajo individual y colectivo: Compromiso, capacidad comunicativa, proactividad, capacidad resolutiva, organización, capacidad de aprendizaje, creatividad, etc. Os animamos a ver el vídeo de Elsa Punset “12 Cualidades importantes en el trabajo”.

Para gestionar el estrés te recomendamos que apliques técnicas de relajación y de gestión del tiempo, así como hábitos de vida saludables, pues inciden directamente en nuestro nivel de estrés. En el artículo “El estrés laboral y su prevención” tienes algunas propuestas para prevenirlo.

La ejecución de nuestras tareas está directamente relacionada con nuestra eficiencia. Si somos eficientes nos sentiremos mejor y mejorará también nuestra actitud en el trabajo. Algunas ideas para mejorar nuestra eficiencia son: mejorar nuestras herramientas de trabajo, tener nuestros equipos informáticos y la información actualizados, disminuir la burocracia de los procesos de trabajo, etc.

Por último, pon atención a los elementos relacionados con la organización de tu trabajo y mejora aquellos que estén en tus manos: la comunicación, la participación en el trabajo en equipo, las relaciones con tus compañeros, la clarificación de las dependencias orgánicas, la mejora en las habilidades directivas, el plan de desarrollo profesional, etc. Todo influye directamente tanto en el desarrollo de tu tarea como en la actitud que tienes en el trabajo e incide en nuestro bienestar.