Aprendizaje dialógico

El aprendizaje dialógico se define por la consideración de siete principios fundamentales, entre los que se encuentra el diálogo igualitario, junto con:

  • la inteligencia cultural,
  • la transformación,
  • la dimensión instrumental,
  • la creación de sentido,
  • la solidaridad y
  • la igualdad de diferencias.

Este principio del diálogo igualitario se entiende como aquel que promueve un diálogo en el que diferentes personas aportan argumentos en condiciones de igualdad, para llegar a consensos, partiendo de su interés por entenderse y hablando desde pretensiones de validez (Elboj, C; Puigdellívol, I; Soler, M; y Valls, R;2002) y su consideración es básica en el cuidado y la mejora de la convivencia escolar.

El diálogo igualitario hace del centro escolar una institución democrática en la que todos y todas participan por igual y en la que se acuerdan todos los aspectos relevantes de la educación. Se implica y colabora el alumnado y sus familias, y contribuye, como instrumento de formación, a la participación social y la ciudadanía activa.

Capllonch (2012, p. 2)

El diálogo igualitario ha de predominar en las interacciones que se producen en la escuela, no solo porque mejora los aprendizajes y la convivencia, sino porque es la mejor manera de asegurar la participación de las familias y la comunidad, aspecto clave en el modelo dialógico de prevención y resolución de conflictos.

Referencias

Elboj, C., Puigdellívol, I., Soler, M., & Valls, R. (2005). Comunidades de Aprendizaje. Transformar la educación. Barcelona: Graó.

Capllonch, M. (2012) Diálogo igualitario. Revista Escuela. Especial Comunidades de Aprendizaje. Herramientas de trabajo para el profesorado, 2(noviembre), 1-2.