El usuario al detalle

Una vez que hemos definido el reto al que pretendemos dar respuesta, continuamos con el proceso  de emprendimiento, mediante la búsqueda de soluciones. Nótese que iniciamos de nuevo un proceso de divergencia: a partir del reto, debemos generar el mayor número de soluciones posible, para posteriormente elegir la mejor.

Entremos de lleno en un proceso de creatividad total, donde lo más importante será el número, la cantidad, más que la calidad.

Para ello, comenzaremos en primer lugar sintetizando la idea que tenemos de nuestro cliente o usuario. La idea básica consiste en ofrecer a nuestro cliente un producto o servicio que le aporte valor, que le solucione su problema y/o que responda a sus necesidades de forma extraordinaria. Lo que aquí afirmamos no es algo nuevo.

Lo que sí es nuevo es cómo analizamos, tratamos y percibimos a nuestro cliente, al usuario, a la otra parte. Tradicionalmente se ha definido el perfil del usuario de esta forma: "mujer, de 35 años de edad media, casada, con 2 hijos, reside en zona urbana, trabaja....". La crítica que hacemos es que es una definición fría del usuario, y ahí, en ese perfil, entra todo. Y en estas circunstancias resulta realmente difícil proponer una respuesta verdaderamente buena.

Lo que defendemos en la actualidad es que, además de definir el perfil como se ha hecho de forma tradicional, hay que conocer sus aspiraciones, sus necesidades, sus miedos, y todo ello, dentro de su entorno. Hay que conocer al usuario en su realidad. Ahí, solo ahí, es cuando, a través de la empatía, podemos saber qué siente, cómo es realmente, y por lo tanto, generamos el caldo de cultivo necesario para que el proceso de ideación sea realmente efectivo.

Por ello, vamos a seguir el siguiente esquema:

  • Segmentar: es decir, definir el perfil de nuestro cliente/usuario.
  • Humanizar: ponerle cara, nombre, residencia
  • Empatizar: ponernos en su lugar, y saber cómo es realmente
  • Validar: posteriormente, comprobaremos nuestras hipótesis sobre el cliente/usuario en la calle, saliendo de clase.
El usuario al detalle
Pixabay. El usuario al detalle (Dominio público)