Prototipado

Si tenemos claro el ajuste problema-solución, se hace preciso sintetizarlo en un prototipo con el que salir al mercado para validar las hipótesis. En Lean Startup, ese prototipo se denomina Producto Mínimo Viable (PMV en adelante).

El PMV es un experimento que permite recopilar, con el menor esfuerzo posible, la máxima cantidad de conocimiento validado de nuestros clientes potenciales. Se trata de hacerlo muy rápido, con pocos recursos, y así enseñarle al cliente muchas versiones del prototipo para aprender. El objetivo es validar las funcionalidades básicas con nuestro cliente.

A continuación nos vamos a plantear la creación de un prototipo, es decir, el artefacto que representa las características fundamentales de la idea a desarrollar. Este proceso tiene como objetivo:

  • Visualizar las diferentes opciones para ajustarlas y/o mejorarlas.
  • Entender mejor la funcionalidad de la idea.
  • Comunicar a los demás.

A su vez, permite desarrollar la capacidad de resolución de problemas, la creatividad y la imaginación y la capacidad de evaluación.

El vídeo que mostramos a continuación profundiza en la idea de prototipado:

EducaLab Educación. Ideas clave de prototipado (CC BY-NC-SA)

Podemos establecer una serie de principios sobre prototipado, y lo haremos siguiendo lo que recoge en esta materia Néstor Guerra:

  1. Entiende a tu cliente
  2. Planifica un poco, el resto prototipa
  3. Establece bien las expectativas
  4. No seas perfeccionista pero tampoco cutre
  5. Si no lo puedes hacer, falséalo
  6. Prototipa sólo lo que necesites
  7. Dibuja, es el más rápido de los prototipos y es casi gratis
  8. No te enamores de tu prototipo
  9. El primer prototipo va a ser gratis, así que tranquilo
  10. Trata de terminar tu primer prototipo en un día y con menos de 100 euros

Puedes ver un ejemplo concreto sobre cómo hacer un PMV: Ponencia “Si llega la inspiración, que te pille prototipando”, por Belén Rodríguez de Alba de Mimuso, de FUNDACIONCTIC:

Fundación CTIC. Cómo hacer un PMV (CC BY-NC-SA)