Paisajes de aprendizaje

El paisaje de aprendizaje es un marco visual complejo sobre el cual podemos colocar elementos de aprendizaje y evaluación. Sobre el paisaje podremos añadir todo tipo de actividades digitales que estimulen la creatividad del alumnado y que favorezcan la colaboración entre los componentes del aula.

Para que lo entendamos mejor, podemos compararlo con un lienzo al que dotamos de un fondo atractivo y sobre el que disponemos gran cantidad de elementos activos, sobre los que el alumno irá interactuando y se irá desplazando siguiendo un itinerario.

En cuanto a los itinerarios, es conveniente que sean totalmente flexibles, con diversas rutas, de tal manera que el alumno pueda escoger el recorrido y las actividades sin necesidad de seguir un orden pre-establecido por el profesor, ofreciéndole siempre diferentes experiencias de aprendizaje.

Podemos establecer también diversos niveles de dificultad en las tareas y atender a la diversidad en el aula ofreciéndole una adaptación del aprendizaje según las características que muestre el alumno o diseñar rutas especializadas para cada problema detectado.