Alcanzando la transversalidad

La tranversalidad se incluye en la vida escolar interviniendo activa y dinámicamente en 4 niveles:

1.La selección de contenidos por los que se opta. Esta selección se inicia decidiendo entre todos los miembros de la comunidad educativa por consenso, escogiendo los temas transversales que se consideran necesarios desarrollar en el centro. 

2.La metodología que se aplica. La metodología debería ser activa, participativa y que acerque permanentemente la actividad educativa a los estudiantes, docentes, familias y a la realidad y problemática social de la comunidad en la que está inmersa la escuela.

3.Las actitudes y estrategias del profesor. Estas estrategia deberán ser coherentes con el sistema de valores propuesto y la selección de contenidos consensuados.

4.La organización del centro escolar y del aula. La transversalidad debe incluirse a través de las diferentes estructuras educativas para lograr una implantación de mayor calado en las aulas.

Elementos de la tranversalidad. Metodología, Contenidos, organización, estrategias

 

La transversalidad debe incluirse a través de las diferentes estructuras educativas para lograr una implantación de mayor calado en las aulas.

Podemos alcanzar la transversalidad en nuestros proyectos:

  • Educando para el futuro pero resolviendo y afrontando a la vez los problemas actuales

  • Formando ciudadanos responsables que sean capaces de transformar su entorno social practicando la solidaridad, la creatividad y la responsabilidad entre otros valores.

  • Seleccionando cuidadosamente los temas transversales que afecten la vida de los alumnos y de la comunidad convirtiéndolos en parte de su propio aprendizaje.

Los temas transversales, como su nombre lo indica, recorren todo el currículo y deben estar presentes en todo el proceso educativo por medio de la vivencia y práctica de acciones concretas referidas a ellos.