El diseño de la secuencia de trabajo

Un diseño claro de la secuencia de trabajo es el punto fundamental de partida en una situación de aprendizaje cooperativo. Es importante considerar que:

  • Todos los participantes han de tener claro el objetivo del proyecto, su desarrollo y su evaluación.

  • Cada participante debe saber exactamente qué debe hacer en cada momento, es decir cuál va a ser su cometido en el grupo, con quién va a trabajar y dónde va a hacerlo y qué producto tiene que presentar al resto.

  • Todos los miembros del grupo deben mantenerse activos y bien comunicados durante el desarrollo del proyecto, la distancia entre ellos no debe ser un obstáculo.

Para un buen diseño de una secuencia de trabajo grupal es importante realizar una primera valoración de la formación del agrupamiento, para ello deberíamos de tener siempre en cuenta:

1.Composición del grupo

Un grupo cooperativo debe ser lo más heterogéneo posible, contemplando una amplia variedad de componentes de distintas procedencias, ideas, formación, cultura y habilidades.

2.Roles

La mejor manera de hacer realidad el principio de la responsabilidad individual y grupal es asignar roles a los distintos miembros del grupo y, además, hacer que estos roles sean rotativos. (coordinador, comunicador, vigía del tiempo, facilitador de recursos, dinamizador, etc.)

3.Tamaño del grupo

Para mantener un nivel y una calidad de comunicación aceptables, el tamaño del grupo debe ser pequeño entre 4 y 6 miembros, superando este número de participantes es difícil mantener unas relaciones de trabajo efectivas y el grupo tiende al conflicto y a la fragmentación.

Características del grupo de trabajo. Composición,roles, tamaño, grupo.