OTRAS FORMAS DE EVALUAR

La consideración de la evaluación como parte del proceso de enseñanza y aprendizaje nos invita a investigar sobre otros métodos de evaluación, de recogida y de uso de los datos. Cuando la información que recogemos en la evaluación deja de tener ese carácter finalista propio del examen escrito tenemos la posibilidad de usarla para regular los procesos, para identificar las dificultades que se encuentra el alumnado o sus logros más relevantes, las deficiencias del propio sistema, las relaciones que se establecen en el aula y fuera de la misma como parte de los aprendizajes y, en consecuencia, definir las medidas que ayuden a corregir las desviaciones no previstas inicialmente.

Estos otros métodos, herramientas y recursos se apoyan en muchas ocasiones en las oportunidades que las propias tecnologías nos ofrecen para evaluar los aprendizajes. Entre las más relevantes y que mejor responden a los aprendizajes experienciales y al uso intensivo de las TIC como parte de esos aprendizajes podemos destacar:

  • El e-portfolio. Un portafolio es una recopilación reflexionada de evidencias de aprendizaje, es decir, un conjunto de escritos, productos, trabajos, recursos... generados o utilizados durante el proceso de aprendizaje debidamente seleccionados, organizados y presentados por el aprendiz. Cuando hablamos de e-portfolio o e-portafolio nos referimos a una colección digital de evidencias de aprendizaje.
  • La rúbrica. Es una herramienta que ayuda a definir claramente las distintas competencias que el aprendiz debe desarrollar, junto con los posibles niveles de adquisición de la competencia. Facilita procesos de autoevaluación y de coevaluación. 
  • El diario de aprendizaje. Esta técnica permite al aprendiz reflexionar sobre su proceso de aprendizaje al escribir sobre las distintas experiencias vividas tanto en el aula como fuera, en relación con su proceso de aprendizaje. Es especialmente útil cuando queremos fomentar la autoevaluación.
  • La evaluación dinámica. Es un tipo de evaluación inspirada en las Experiencias de Aprendizaje Mediado (Mediated Learning Experience, MLE) según las cuales las experiencias de aprendizaje requieren de un experto para crecer en la Zona de Desarrollo Próximo y llevar a cabo aprendizajes significativos. Según este modelo entre dos pruebas de evaluación el evaluado interactúa con el experto, lo que le ofrece una experiencia de aprendizaje rica y un mayor rendimiento en la segunda prueba.

Veamos con algo más de detalle los dos primeros junto con algunos recursos, herramientas y claves para poder implementarlas en el aula.

 

evaluacion
35 - Get Ready, Get Set, Write, por Melanie Holtsman con licencia (CC BY-NC)