PORTFOLIOS

Si bien el término portafolio está tradicionalmente ligado a la economía o al mundo artístico, haciendo referencia al conjunto de producciones artísticas (fotografías, bocetos, diseños gráficos, ilustraciones,...) que un profesional había realizado y que mostraban su trabajo o trayectoria profesional, el mundo de la educación se ha apropiado del concepto para referirse a la trayectoria de aprendizaje del alumnado.

El portafolio educativo es una recopilación reflexionada de evidencias de aprendizaje, es decir, una selección de aquellos escritos, productos, trabajos, recursos... más relevantes generados o utilizados durante el proceso de aprendizaje. El portafolio es la historia de aprendizaje del alumnado y en su dimensión digital (el e-portfolio) permite a este construir su identidad digital, al menos aquella parte que depende del individuo.

No hay que confundir el e-portfolio o portafolio electrónico con las herramientas para la gestión de e-portfolios. Mientras que el primero se refiere estrictamente al conjunto de evidencias seleccionadas por el alumno a lo largo de su aprendizaje el segundo se refiere al software que permite desde una perspectiva institucional ofrecer al alumnado las herramientas para poder crear sus e-portfolios en un sitio compartido. 

En realidad el alumnado y el profesorado están familiarizados con el concepto de portafolios del trabajo realizado. Desde la etapa de Educación Infantil, los educadores y educadoras recopilan a modo de portafolios los trabajos que su alumnado realiza en el aula: dibujos, fichas, recortes, composiciones,... y que finalmente terminan en las manos de los padres y madres. 

La irrupción de las nuevas tecnologías, especialmente de Internet y de la gran cantidad de herramientas y servicios de la Web 2.0 que nos permiten crear y alojar todo tipo de material gráfico y multimedia en la Red, han popularizado los portafolios electrónicos o e-portfolios, conviertiéndose en un recurso clave tanto para el alumnado como para el profesorado. 

El alumnado lo utilizará para dejar sus evidencias de aprendizaje, y el profesorado para usarlo como herramienta de evaluación, una evaluación que como Graham Atwell recoge en Developing tools to support work based competence development: e-Portfolios and apprenticeship permite mirar tanto el producto como el proceso y la progresión. Aún más, los e-portfolios pueden verse desde el punto de vista pedagógico como un enfoque de la enseñanza y el aprendizaje que se integran perfectamente dentro del planteamiento PLE y de las metodologías activas de aprendizaje.

 

proceso ePorfolio en la curva del aprendizaje
El proceso del e-portfolio en la curva del aprendizaje, por Fernando Santamaría con licencia (CC BY-NC-SA)