Ámbito pedagógico-didáctico

El tutor es un facilitador de todos los conocimientos que forman parte del curso, por lo que debe ser un especialista en los contenidos. Aunque no necesariamente al mismo nivel que el experto que ha diseñado y creado los materiales formativos, los tutores son seleccionados por poseer amplio dominio del campo curricular del curso y estar capacitados para cooperar en la facilitación del aprendizaje mediante la acción tutorial.


Para poder orientar y reforzar el proceso de aprendizaje de los alumnos es necesario conocer bien los materiales creados, la secuencia de tareas y el proyecto final que van a tener que realizar. Es habitual que durante el desarrollo del curso al alumno se le presenten dudas y problemas que no pueda solucionar por sí mismo. En este sentido, se hace imprescindible que desde la tutoría se tenga una adecuada capacidad de respuesta para poder resolverlas.