Ámbito tecnológico

En el aspecto técnico es necesario conocer el funcionamiento del aula virtual para poder ayudar a los alumnos en los problemas técnicos que encuentren y realizar las labores propiamente tutoriales de seguimiento y evaluación.

Desde la tutoría se debe procurar que la tecnología no sea un obstáculo para que los alumnos centren su atención en el curso y no se dejen distraer o desanimar por las posibles complicaciones técnicas. Para ello, es necesario ayudar a los alumnos desde los primeros momentos del curso a familiarizarse con la plataforma y las herramientas de comunicación que se van a utilizar.


Cualquier problema de funcionamiento de la plataforma debe ser comunicado inmediatamente a la asesora responsable de la actividad.