La guía de la biblioteca

Uno de los documentos más importantes que debe redactar la biblioteca, una de las principales cartas de presentación, es la guía.

La forma más sencilla de publicarla en la red es colgarla en PDF en alguna plataforma online, como Issuu o Calaméo.

Los ejemplos que acabamos de ver no dejan de ser una traslación a la red de sus equivalentes en papel, pero distintos medios precisan distintos lenguajes. Hay servicios, como Genially, más adecuados para producir documentos mucho más dinámicos e interactivos, que pueden incluir distintos de tipos de recursos (imágenes, sonido, vídeo), animaciones y puntos calientes con hipervínculos.

Un buen ejemplo construido con esta herramienta es el cartel de la biblioteca del CEIP Tetuán de Linares, que actúa a modo de guía y sirve, además, para aglutinar en un único punto todos sus sitios de referencia en la red.

Otra opción es realizar una presentación y alojarla en plataformas como SlideShare o Google Drive.

En cuanto a los contenidos, se deben recoger, al menos, los siguientes elementos:

  • Horario.
  • Condiciones de acceso.
  • Presentación y organización del fondo.
  • Servicios: préstamo, lectura en sala, información...
  • Normas de la biblioteca.
  • Plano de la biblioteca del centro.
  • Direcciones de los espacios virtuales de la biblioteca.