La señalización

¿Existe una biblioteca en el centro? ¿Dónde está? ¿Qué zonas tiene? ¿Cómo está clasificada la colección? Estás preguntas se responden fácilmente contando con un buen sistema de señalización, que es la forma más inmediata de visibilizarla.

Las señales deben estar colocadas en lugares estratégicos y estar bien visibles. Es muy importante que estén redactadas con un lenguaje claro, tanto textual como icónico, que no confunda o induzca al error. Es deseable, también, que mantengan una coherencia icónica, lingüística y cromática, para que cumplan sus funciones: mostrar, orientar, informar.

Si la biblioteca aún no cuenta con señalética propia, puede ser interesante articular de algún modo la colaboración del alumnado y/o el apoyo del departamento de Plástica para realizar murales, carteles, paneles informativos, etc. Siempre es bueno que la biblioteca implique en sus tareas a la comunidad educativa, que así la conocerá mucho mejor.