Estrategias y acciones

A continuación veremos algunos ejemplos de buenas prácticas en cuanto a la difusión de la colección, pero antes haremos algunas consideraciones sobre las estrategias a seguir para que estas den fruto.

Lo más importante es planificar con tiempo las acciones a realizar, ya que estas no pueden ser fruto de la improvisación. Es conveniente elaborar un calendario con una lista de actividades y de los productos que se van a publicar, por ejemplo:

  • Exposiciones de novedades, recomendaciones o colecciones temáticas.
  • Publicación de boletines informativos.
  • Publicación de guías de lectura.
  • Elaboración de guías temáticas.
  • Campañas de difusión en las redes.
  • Actividades y publicaciones aprovechando días señalados.

Es importante, también, elegir la plataforma más adecuada para cada tipo de publicación y adaptar el estilo y el tono del lenguaje a las características de la misma. Algunas plataformas son más adecuadas para publicar textos más o menos extensos, otras basan su poder de comunicación en el uso de imágenes...

Para conseguir audiencia y que esta interactúe con la biblioteca creando comunidad es necesario demostrar cercanía, prestando atención a las sugerencias, contestando a los comentarios que podamos recibir, respondiendo a sus necesidades.

Además de las publicaciones con contenidos planificados previamente, una buena estrategia es vincular otras con noticias de actualidad, aprovechando el interés que puedan suscitar.

Publicar contenidos originales, tener una actitud proactiva y mantener un ritmo constante de publicación, con la periodicidad que se estime conveniente, son aspectos fundamentales para que el esfuerzo de difusión fructifique.

Y siempre está bien demostrar sentido del humor.