Guías temáticas

El producto final que proponen Guallar y Leiva para las bibliotecas es una nueva guía temática, que encaja como anillo al dedo con la necesidad de ofrecer contenidos filtrados por parte de las escolares.

Estas guías son la evolución lógica de las recopilaciones estáticas de contenidos que se venían elaborando tradicionalmente, que pasan ahora a ser dinámicas y que se actualizan con frecuencia, en distintos canales de comunicación y aportando valor añadido. Veremos, ahora, la tipología que establecen.

Directorios o listas

Elaborar una lista es uno de los procedimientos más sencillos para generar una guía, bien en forma de directorio clásico o sobre todo confiriéndole un carácter más dinámico utilizando algún servicio en línea como List.ly, que a su gran facilidad de uso une la posibilidad de retitular, extractar y añadir comentarios al contenido compartido. Permite, además, la interacción de las personas usuarias, que pueden votar, compartir y comentar los contenidos.

Artículos en blogs

Se trata de elaborar entradas en las que se agrupe y comente el contenido curado, como se puede ver en estos ejemplos.

Repertorios temáticos actualizables

Tanto Scoop.it como Pinterest permiten crear tableros temáticos para recopilar contenidos procedentes de cualquier sitio web. Son herramientas muy flexibles que facilitan una caracterización de calidad.

Revistas

Paper.li y Storify están orientados a la creación de revistas. Mediante la primera de las herramientas obtendremos un producto similar a cualquier periódico en línea, con sus secciones, mientras que el punto fuerte de la segunda es dar soporte a la narración de historias reuniendo las publicaciones que se van realizando sobre cualquier tema en las redes sociales.

Curación en redes sociales

Publicar directamente en las redes sociales es, también, una buena opción, siempre que recordemos caracterizar el contenido aportando un comentario personal, como sucede en este ejemplo tomado de Facebook,

o añadiendo también etiquetas, propias del medio, como sucede en este tuit.

Difusión

Hemos visto hasta ahora el proceso de curación de contenidos con el fin de generar de guias temáticas, pero no debemos olvidar el último paso, importantísimo, que es la difusión. Además de la publicación en la plataforma elegida, es importante compartir las guias en las redes sociales y prestar atención a las sugerencias y comentarios de los lectores y lectoras, con quienes debemos establecer un diálogo permanente.