¿Qué es?

La información disponible en Internet aumenta constantemente a un ritmo vertiginoso. Eso, que puede constituir una ventaja para acceder a contenidos de carácter muy variado, hace que nos enfrentemos también a una sobrecarga informativa difícil de procesar, definida como infoxicación por Alfons Cornella.

En este contexto se hace imprescindible que la biblioteca se implique en un proceso de filtrado que seleccione la información con criterios de calidad y pertinencia, que se convierta en curadora de contenidos.

El concepto de curación de contenidos aparece por primera vez en el manifiesto de Rohit Bhargava (2009), que propugnaba la necesidad la existencia de una nueva figura profesional que se encargara de buscar, organizar, dar sentido y compartir de forma continua el contenido más relevante sobre un tema específico online.

En un futuro próximo, los expertos predicen que el contenido en la web se duplicará cada 72 horas. El análisis individual de un algoritmo ya no será suficiente para encontrar lo que estamos buscando. Para satisfacer el hambre de la gente por el contenido sobre cualquier tema imaginable, tendrá que haber una nueva categoría de trabajo individual en línea. Alguien cuyo trabajo no es crear más contenido, sino para dar sentido a todo el contenido que otros están creando. Para encontrar el mejor y el más relevante contenido y llevarlo adelante. Las personas que optan por asumir ese papel se conocen como curadores de contenido.

Rohit Bhargava

El término curador viene del inglés curator, una de cuyas acepciones es cuidador, pero además, en contextos museísticos se refería tradicionalmente a la persona que preparaba una selección de obras para una exposición sobre un determinado tema o artista y este es el sentido que adquiere en la definición de la nueva actividad, completada por Guallar y Leiva de la siguiente manera:

Sistema llevado a cabo por un especialista (el content curator) para una organización o a título individual, consistente en la búsqueda, selección, caracterización y difusión continua del contenido más relevante de diversas fuentes de información en la web sobre un tema (o temas) y ámbito (o ámbitos) específicos, para una audiencia determinada, en la web (tendencia mayoritaria) o en otros contextos (p.e., en una organización), ofreciendo un valor añadido y estableciendo con ello una vinculación con la audiencia/usuarios de la misma.

Javier Guallar y Javier Leiva Aguilera