Ambientes propicios

Ezequiel Putruele. Silent Reading Party (Licencia Youtube estándar)

Existen muchos tipos de lectura, en voz alta, en voz baja, individual, colectiva... Cada uno de ellos requiere un ambiente determinado y ya hemos visto que en la biblioteca se deben diferenciar espacios. Pero, ¿por qué no apropiarse de cualquier otro en el centro para generar un ambiente lector? Crear un ambiente propicio es más que habilitar un lugar adecuado, es lograr que se respire el gusto por la lectura, transmitir que se puede leer por placer, en cualquier momento, en cualquier lugar. ¿Por qué no quedar, de vez en cuando, para hacerlo? Algunas veces puede ser una obligación, pero en otras ocasiones, leer debe ser una fiesta. Y eso, una fiesta de lectura silenciosa, es lo que aparece en el vídeo.

Las silent reading parties son una propuesta cultural cada vez más popular que consiste en reunirse para leer de forma voluntaria, cada cual lo que le apetezca, en un ambiente relajado, con música si puede ser. Se convocan en bibliotecas, museos, cafés. Llevarlas a cabo fuera de los lugares habituales de lectura -el patio, los pasillos, la cafetería, cualquier espacio sirve- y hacer visible su práctica como algo agradable, contribuye a romper estereotipos negativos. Obviamente, es esencial que en la fiesta participe también el profesorado.

En el caso de los niños y niñas más pequeños, es muy estimulante que puedan invitar a sus mejores amistades. ¿Cómo? ¿Conocéis las fiestas de pijamas para peluches en la biblioteca?