El tiempo y el espacio

Construir una línea de tiempo, situar en un mapa los escenarios de una narración ayudan a entender el contexto en el que se desarrolla.

Líneas de tiempo

Constituyen el formato más adecuado para ordenar acontecimientos cronológicamente: la historia de los movimientos literarios, los momentos destacables en las biografías de autores o autoras, los hitos históricos que aparecen en el desarrollo de un relato, etc.

Veamos algunos ejemplos:

Existen muchas herramientas para crearlas, como las que se detallan en el siguiente artículo:

Mapas

La construcción de itinerarios geográficos ligados a obras literarias o a sus autores y autoras, es muy sencilla aprovechando las herramientas que proporciona Google Maps. Por ejemplo, tras la lectura de un libro, se puede realizar una actividad que consista en señalar las localizaciones que aparecen en él, añadiendo fotos y comentarios explicativos.

  • Un buen ejemplo de ruta literaria es la que recorre los escenarios que aparecen en la novela El palacio azul de los ingenieros belgas. La actividad, impulsada por la biblioteca escolar del IES Sánchez Lastra, ha sido realizada por el alumnado de 1.º de Bachillerato.
  • El proyecto colaborativo Callejeros literarios es una propuesta didáctica en la que han participado un buen número de centros de distintas comunidades autónomas, buscando las huellas literarias en las calles de sus pueblos o ciudades.
  • Más rutas, en Portfolio Lector.

La memoria del proyecto intercentros Relatos viajeros ofrece pautas para el diseño de este tipo de actividad.