Entrevista previa

Previamente hay que realizar un trabajo de campo: es necesario hablar con la persona o personas sobre las que vamos a realizar el estudio.

Estas directrices te ayudarán a configurar el tono de la entrevista y obtener el máximo provecho de ella:

  • Puedes llevar una serie de preguntas preparadas, pero lo más importante es mantener cierta conexión con el entrevistado y demostrar que estás escuchando lo que dice (es decir, mantener el contacto visual y no sólo tomar notas). Además, siempre se debe dar seguimiento a las respuestas interesantes, en lugar de seguir mecánicamente una lista de preguntas.
  • Toma notas o graba la entrevista. Captura en papel las palabras exactas, en lugar de una interpretación de las mismas. Si grabas el audio de la entrevista (con permiso), tendrás que extraer citas de la grabación más adelante.
  • Inicia la entrevista con la introducción de ti mismo y el proyecto que se está trabajando y empezar con las preguntas más suaves o generales para establecer una conexión y permitir que el entrevistado se sienta cómodo.
  • Escuchar es tan importante como hablar (el entrevistado debe hablar durante el 75% de la conversación). También, demostrando que estás realmente interesado en lo que la otra persona tiene que decir permitirá que la conversación sea productiva. Piensa en la entrevista como una conversación.
  • Haz preguntas abiertas. Mejor que una pregunta del tipo: "¿No crees que la escuela es genial?" intenta ofrecer preguntas del tipo: "¿Qué piensas acerca de la escuela?"
  • Se curioso y pregunta "¿por qué?" a menudo, incluso cuando pienses que sabes la respuesta. Muchas de las respuestas te sorprenderán. Siempre haz un seguimiento de las respuestas que suenan interesantes o cada vez que el entrevistado diga "Creo que... " una manera de obtener información adicional es decir "Cuéntame más sobre eso... "
  • Pregunta sobre hechos concretos. En lugar de utilizar fórmulas como "normalmente" hacen las cosas o cómo "por lo general" se sienten, será más útil preguntar por la última vez que hicieron algo o por momentos concretos.

Una vez has realizado la entrevista, estás preparado para sintetizar y completar el mapa. Durante este proceso depurarás la información e incluso es posible que replantees el problema.

Es recomendable incluir en el centro del mapa una imagen real de la persona a la que hemos entrevistado o que es objeto de estudio. En caso de ser un colectivo y no estar individualizado, elige una imagen de una persona cuya apariencia se acerque al máximo al perfil medio de ese colectivo.

Vídeo (YouTube) – Los mapas de empatía – (01:24)