Protección de la salud

Durante las semanas en las que se desarrollan las formaciones en red, debemos extremar las precauciones para cuidar de nuestra salud física y mental; y así llevar lo mejor posible la tutorización y acompañamiento de nuestros alumnos.

Los principales problemas asociados al uso habitual y prolongados de equipos tecnológicos son:  

  • Fatiga visual.
    • Ocasionados por la distancia a la pantalla, la presencia de reflejos molestos, falta de definición en la pantalla o el excesivo tiempo leyendo texto en la pantalla.
  • Trastornos musculoesqueléticos (dolor en músculos y huesos).
    • Asociados a una postura estática prolongada en el tiempo, malas posturas o movimientos repetitivos debido al manejo habitual del teclado y el ratón.
  • Fatiga mental.
    • Debido normalmente a la presión de tiempos, ausencia de pausas o por falta de organización del trabajo.

La mayoría de estos problemas pueden evitarse mediante un buen diseño del puesto, una correcta organización del trabajo y una información y formación adecuadas del usuario. 

Vamos a compartir con vosotros medidas preventivas a tener en cuenta. 

PREVENIR PROBLEMAS VISUALES

Lo importante para prevenir problemas de visión es que tengamos un buen monitor que no realice parpadeos de pantalla y un buen acondicionamiento en la iluminación para no producir deslumbramientos de la pantalla.

Los consejos para prevenir la fatiga visual son: 

  • Tener un monitor o pantalla de unas buenas dimensiones que nos facilite la lectura. Si nuestro monitor es pequeño, aumentar el tamaño de la letra (todos los monitores nos permiten esa función).
  • Regular correctamente el brillo y el contraste. 
  • Colocar correctamente la pantalla. La dimensión de la mesa se aconseja con un fondo de 70 cm, si no fuera posible,  por lo menos la distancia a la pantalla debe ser de 40/45 cm y con 60º hacia el teclado.
  • Si tenemos mucho texto en soporte papel, debemos utilizar un atril para no cambiar tantas veces la vista.
  • Las ventanas deben colocarse de forma lateral al puesto de trabajo para que no quede en frente de la ventana y así evitar los reflejos.
  • Utilizar cortinas o persianas para atenuar la luz.
  • Que la lámpara de la mesa no produzca deslumbramiento.
  • Que el puesto de trabajo esté suficientemente iluminado.
  • Realizar pequeñas pausas periódicas para prevenir la fatiga, alternando este trabajo con otro que no genera tanta carga visual.
  • De vez en cuando mire lugares más alejados de la pantalla.


Licencia: 
Dominio público. Fuente de la imagen: WikiHow.


PREVENIR PROBLEMAS MUSCOLOESQUELÉTICOS

Los problemas asociados a dolores se deben a lo concerniente a la silla, mesa, diseño y colocación de los demás elementos del puesto de trabajo.

Los consejos para prevenir los problemas musculoesqueléticos son: 

  • Ajustar correctamente la altura del asiento, de manera que los codos queden aproximadamente a la altura del plano de trabajo. Si, una vez realizado el ajuste anterior, no puede apoyar los pies cómodamente en el suelo, utilizar un reposapiés.
  • Sentarse de forma que su espalda permanezca en contacto con el respaldo del asiento. 
  • Aprender a regular la altura del respaldo de su silla de trabajo y ajústela de forma que la suave prominencia del respaldo quede situada a la altura de la zona lumbar (la curva natural de la columna vertebral en la parte baja de la espalda). 
  • Inclinarse hacia atrás el respaldo para relajar la tensión de la espalda. 
  • Colocar el teclado de forma que quede un espacio delante del mismo en la mesa que le sirva de reposamanos.
  • Habilitar un espacio suficiente en la mesa para poder accionar el “ratón” apoyando el antebrazo sobre la mesa.
  • Utilice un modelo de “ratón” que se adapte al tamaño de su mano y cuyo diseño le permita accionarlo con comodidad (no se recomienda el uso de los ratones pequeños).
  • Acerque la silla a la mesa de trabajo de manera que no tenga que inclinar el tronco hacia delante.
  • Coloque el monitor frente a usted. Si usa más de un monitor, procure que estén dentro de los 120º del ángulo de visión.
  • Realice pequeñas pausas periódicas para relajar la tensión muscular y contrarrestar el estatismo postural. Durante dichas pausas realice movimientos que favorezcan la circulación sanguínea: estiramientos, movimientos suaves del cuello, dar algunos pasos, etc.
  • Contrarreste el estatismo de su trabajo haciendo algún deporte en su tiempo libre o, en su defecto, caminando a paso ligero al menos media hora diaria.
  • Consulte a su médico ante la aparición de síntomas o molestias de tipo musculoesquelético. 

Licencia de la imagen: Dominio público. Fuente de la imagen: Pixabay.



PREVENIR PROBLEMAS MENTALES

Los problemas asociados a fatiga mental vienen asociados principalmente al conocimiento del curso que se tutoriza y a la organización del trabajo.

Los consejos para prevenir los problemas de fatiga mental son: 

  • Conocer las fases y pasos a cumplir durante la tutorización de un curso.
  • Conocer el temario del curso y la plataforma de tutorización.
  • Organizar los tiempos que se dedicarán a la tutorización.
  • Utilizar métodos de organización de tareas ya realizadas y las pendientes (hojas con anotaciones, hojas de cálculo con el listado de alumnos y tareas ya realizadas...).
  • Realizar pequeñas pausas periódicas para prevenir la fatiga.
  • Contribuya al mantenimiento de un buen clima con sus compañeros tutores, serán de gran apoyo a lo largo del desarrollo del curso; y con sus alumnos. Si apareciera algún "troll" (alumno/a disruptivo/a) consulte la forma de actuar con él para que no le haga mella. 

"La Salud no lo es todo, pero sin ella todo lo demás no es nada"

Frase de Arthur Schopenhauer.

Licencia de la imagen: Dominio público. Fuente de la imagen: Pixabay.

Para saber más: