Fase 1. Observación y exploración

En cualquier campo, entendemos por observación la descripción sistemática de los eventos, comportamientos y artefactos en el escenario social elegido para el estudio. Por tanto, como docentes, debemos de aprender a tener los ojos bien abiertos y a enseñar a nuestros alumnos a tener bien abiertos los ojos para extraer el máximo de información posible de cada contexto.

Como docentes podemos perfectamente incluir esta técnica y potenciar esta competencia entre nuestros alumnos para que incorporen información cualitativa a cualquier propuesta didáctica para analizar y conocer mejor el problema. 

Dentro de la observación encontramos la observación participante, es el primer método  que utilizan los antropólogos  para hacer un trabajo de campo. Con esta técnica el investigador  lleva a cabo una mirada activa de la realidad, se involucra en ella con entrevistas, fotografías o tomando notas del problema que se analiza. De este modo el investigador analiza desde dentro el problema involucrándose en él para entender a las personas que sufren un problema o tienen una necesidad.

Por tanto tenemos que ver y oír durante el tiempo en que concretemos la investigación para entender de abajo a arriba la problemática que estamos estudiando.

Con esta metodología pretendemos que el docente enseñe a los alumnos a comprender íntegramente un problema de forma empática, poniéndose en el lugar del usuario.

Observación y exploración

Fuente Blog Inteligencia creativa Imagen adaptada por Ángela Jurado