Licencias y autoría

Es muy importante, en el proceso de tutorización (ya que tenemos que predicar con el ejemplo), que citemos las fuentes y respetemos las licencias. Es por eso que vamos a repasar los tipos de derechos de autor que existen, así como las licencias más habituales que podemos ver hoy en día.

El derecho de autor es un conjunto de normas jurídicas y principios que afirman los derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores (los derechos de autor), por el simple hecho de la creación de una obra literaria, artística, musical, científica o didáctica, esté publicada o inédita. La legislación sobre derechos de autor en Occidente se inicia en 1710 con el Estatuto de la Reina Ana.

Se reconoce que los derechos de autor son uno de los derechos humanos fundamentales en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Una obra pasa al dominio público cuando los derechos patrimoniales han expirado. Esto sucede habitualmente transcurrido un plazo desde la muerte del autor (post mortem auctoris). El plazo mínimo, a nivel mundial, es de 50 años y está establecido en el Convenio de Berna. Muchos países han extendido ese plazo ampliamente. Por ejemplo, en el derecho europeo, son 70 años desde la muerte del autor. Una vez pasado ese tiempo, dicha obra entonces puede ser utilizada en forma libre, respetando los derechos morales.

 

Las licencias ¿Qué son?

  • El Copyright. El copyright es la licencia más restrictiva y casi la única hasta la llegada de las Nuevas Tecnologías. Este tipo de licencia da al poseedor todos los derechos de la obra, tanto de su reproducción, como su distribución y/o comercialización. Aunque el derecho de autoría no lo quita ninguna de estas licencias, el autor tiene poco que hacer si su obra tiene copyright y él no es el poseedor de esa licencia.
  • El Copyleft. El Copyleft es el antónimo del Copyright. Si el Copyright es la licencia más restrictiva, el copyleft es la licencia más abierta, tanto que incluso se puede participar en la obra, indicando claro está la parte de autoría de cada autor. El nombre de esta licencia se creó a partir de un juego de palabras inglés con respecto al Copyright, “Right” /”Left“. Ambas licencias son los extremos de las licencias de la propiedad intelectual, el resto de licencias se mueven entre estos puntos.
  • Licencia GPLGPL es la abreviatura de Generic Public License, Licencia Pública Genérica, su uso está enfocado al mundo informático, que fue el primero en desarrollar las licencias de la propiedad intelectual, ante el gran boom de las empresas informáticas. Esta licencia permite reproducir la obra o el código en el caso tecnológico  y distribuir, pero siempre bajo la misma fórmula. En su momento el uso de la licencia GPL fue una revolución pero pronto se vio que para obras intelectuales que no fuesen tecnológicas no tenía mucho aguante.
  • Licencias Creative Commons. Estas licencias son las más jóvenes aunque ya tienen su tiempo. Son licencias parecidas a las GPL, con la diferencia que están adaptadas a todos los ámbitos y no sólo al tecnológico, es más, nacieron como respuesta a los vacíos que creaba la licencia GPL en obras textuales como libros o en obras cinematográficas. Lo mejor de este tipo de licencias y lo que ha permitido su rápida difusión a nivel mundial es que son personalizables. Tu puedes crear una licencia Creative Commons que obligue a licenciar tu obra bajo la misma licencia y que se pueda usar para la distribución comercial o se puede hacer completamente libre pero que no se pueda usar para la distribución comercial. El autor decide.
  • Licencias estatales. Además de las licencias que hemos comentado que son las que existen en cualquier parte del mundo tanto para adoptarlas como para prohibirlas, existen muchos tipos  de licencias que son más personales que las anteriores, es decir, que se limitan en muchos casos al territorio de un país o un aspectos determinado. 



Licencias Creative Commons

  • Reconocimiento CC BY

Esta licencia permite a otros distribuir, mezclar, ajustar y construir a partir de su obra, incluso con fines comerciales, siempre que le sea reconocida la autoría de la creación original. Esta es la licencia más servicial de las ofrecidas. Recomendada para una máxima difusión y utilización de los materiales sujetos a la licencia.

  • Reconocimiento-CompartirIgual CC BY-SA

Esta licencia permite a otros re-mezclar, modificar y desarrollar sobre tu obra incluso para propósitos comerciales, siempre que te atribuyan el crédito y licencien sus nuevas obras bajo idénticos términos. Esta licencia es a menudo comparada con las licencias de "copyleft" y las de software "open source". Cualquier obra nueva basada en la tuya, lo será bajo la misma licencia, de modo que cualquier obra derivada permitirá también su uso comercial. Esta licencia es la utilizada por Wikipedia y se recomienda para aquellos materiales que puedan beneficiarse de la incorporación de contenido proveniente de Wikipedia u otros proyectos licenciados de la misma forma.

  • Reconocimiento-SinObraDerivada CC BY-ND

Esta licencia permite la redistribución, comercial y no comercial, siempre y cuando la obra no se modifique y se transmita en su totalidad, reconociendo su autoría.

  • Reconocimiento-NoComercial CC BY-NC

Esta licencia permite a otros entremezclar, ajustar y construir a partir de su obra con fines no comerciales, y aunque en sus nuevas creaciones deban reconocerle su autoría y no puedan ser utilizadas de manera comercial, no tienen que estar bajo una licencia con los mismos términos.

  • Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual CC BY-NC-SA

Esta licencia permite a otros entremezclar, ajustar y construir a partir de su obra con fines no comerciales, siempre y cuando le reconozcan la autoría y sus nuevas creaciones estén bajo una licencia con los mismos términos.

  • Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada CC BY-NC-ND

Esta licencia es la más restrictiva de las seis licencias principales, sólo permite que otros puedan descargar las obras y compartirlas con otras personas, siempre que se reconozca su autoría, pero no se pueden cambiar de ninguna manera ni se pueden utilizar comercialmente.



"Si es un deber respetar los derechos de los demás, es también un deber mantener los propios"

Frase de Herbert Spencer.


Licencia: CC BY Creative Commons

Para saber más: