Habilidades Sociales

El campo de las habilidades sociales es inmenso, casi podríamos considerar que lo es todo, en esa simultaneidad que comentábamos, cada segundo nos movemos por el intercambio de mensajes con el resto de las personas de nuestro entorno, y a todo ese conjunto de aprendizajes para estar con “los otros”, con todos a la vez y con cada uno en particular, teniendo siempre presente lo que se espera de nosotros, cómo adaptarnos a cada persona en cuanto a vocabulario, longitud de frase, tema de conversación, prosodia, intensidad, proxemia, formalidad, complejidad de información, etc. Y teniendo presente un registro interminable de dónde, cómo, quién y cuándo, le hemos llamado habilidades sociales. Si nos paramos a analizar lo que implica esta capacidad nos daría vértigo solamente el imaginarnos los circuitos neuronales necesarios para ser realmente eficaces.
Ayudemos a nuestros alumnos y alumnas a enriquecerse en este campo, facilitando la mejora de sus relaciones haciendo participar a los iguales y que estos creen unas redes significativas para la vida de sus compañeros con TEA. Cada día en el aula, en el recreo, en la clase de educación física o en música  puede estar lleno de momentos significativos de peticiones, respuestas, apoyo escolar de algún compañero o compañera, participación en grupo… a través de los cuales enseñar al alumnado sin dificultades a establecer puentes de relación social.

*Para ampliar contenidos ver en Material Alanda: Club de Amigos

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0