Cómo me relaciono

La conducta y la comunicación están interrelacionadas de tal manera que no podemos entender una sin la otra. Conducta (y comunicación por lo tanto) es la manera de movernos, de acercarnos a los demás, el tono que empleamos, cómo nos sentamos o cómo pasamos por una puerta donde hay un grupo de personas que obstaculizan el paso. Si, como les ocurre a algunas personas con TEA, no se ajustan bien a esta intrincada forma de convivencia, con todos esos matices que la mayoría de los niños y niñas aprenden con la convivencia entre adultos e iguales y alguna consigna de sus figuras de crianza y el profesorado, diremos que presentan "Problemas de Conducta", aunque en realidad lo que deberíamos decir es que no pueden relacionarse con las mismas pautas que nosotros hemos aprendido de manera tan natural.

Puedes leer el artículo Abordaje de los trastornos de conducta para saber más.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0