Introducción


Horario diario con pictogramas con fondo de color colocados de izquierda a derecha
Asociación Alanda. Horario con pictogramas (CC BY-SA)

Para iniciar esta parte importante de las ayudas que nos ocupan en el campo del autismo, debemos ser muy conscientes de que nuestras capacidades no son las capacidades de los demás, y que está en nuestra mano, primero acercarnos a las necesidades comunicativas de nuestro alumnado y en segundo lugar conseguir, a través de programas específicos, mejorarlas.
Llamamos Facilitadores de la comunicación, no solo a lo que tradicionalmente vienen siendo los Sistemas Aumentativos y Alternativos de la comunicación (SSAAC), que son el conjunto de programas encaminados a poder ayudar al colectivo de personas que tienen dificultades con el lenguaje oral, como les pasa a muchas personas con TEA. Cuyos sistemas más utilizados son HABLA SIGNADA (uno de los programas con mayor éxito comunicativo que se lleva desarrollando hace más de 30 años en España), TEACCH, PEANA, PECS y SPC. Sino que tenemos que considerar que cualquier ayuda para el alumnado que incluya el mejor acceso a la comunicación va a ser un “Facilitador”, luego estamos hablando de un paraguas mucho más amplio y del que podemos servirnos para mejorar la vida de las personas sin necesidad de que la ayuda elegida sea excluyente con otras que ya utilizamos o que utilizaremos en el futuro.


Por lo tanto, el abanico que tenemos para poder ayudar a las personas con TEA, además de basarse en los programas mencionados anteriormente, incluye:

  • Moldeamiento, es la estrategia más utilizada y que mejor funciona para poder ayudar a ejecutar las consignas y a la vez entender lo que los demás esperan de ti, se puede guiar la mano de un alumno que aún no sabe dibujar o escribir, hasta conseguir que interiorice los movimientos necesarios de forma adecuada. Para ampliar contenidos ver ARADO
  • Encadenamiento hacia atrás, es la manera de ir retirando las ayudas, ya sean de moldeamiento, verbales o visuales, que se han establecido de inicio pero que ya es capaz la persona ayudada de ejecutar parte de la acción de forma autónoma. Siempre hay que tener en cuenta que la retirada de ayuda empieza en el último movimiento y va gradualmente eliminándolas hacia el primero. Es la base del programa de Habla Signada para conseguir comunicación espontánea.
    Líneas paralelas que representan la acción que realiza el niño y la ayuda que le da el adulto
    Laura Escribano y Javier Tamarit. Encadenamiento hacia atrás (CC BY-SA)
  • Aprendizaje sin error, la ventaja de estas dos estrategias anteriores radica principalmente en no acumular huellas de aprendizaje erróneas, ya que es una inversión de tiempo muy grande, al tener que deshacer las huellas erróneas a las que se quedan imantadas las personas con autismo y que dificultan mucho la adquisición de aprendizajes (se verá de forma más detallada en el Bloque 2). Es muy corriente decirle a un niño con TEA “¿De qué color es?” para saber si sabe los colores o no, pero esto no le ayuda a aprenderlos, ya que el niño reproduce literalmente la frase cuando lo que quiere es pedirte un color para dibujar, estos errores los podemos solventar diciéndole directamente “Quiero el rotu verde” para que pueda etiquetar el modelo junto a la necesidad y así realizar las ejecuciones necesarias para establecer una buena comunicación desde el inicio.
  • Escritura y dibujo, pueden ser dos herramientas muy significativas para que una persona sin recursos verbales pueda comunicarse, ya sea en forma de dibujos, elaborando sus propios pictogramas o en forma de palabra escrita. Los escritos basados en el recurso de Lectura Fácil nos va a proporcionar a la escuela la simplificación para que los niños y niñas con dificultades en esta área puedan acceder al conocimiento (se verá de forma más detallada en el Bloque 3).
  • Apoyo Conductual Positivo, del cual hablaremos ampliamente en un bloque dedicado al mismo, pero solamente desde aquí indicar que nos va a facilitar la comunicación usar todas las estrategias que generemos con este modelo de intervención.

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0