Design Thinking y Lean Startup

Desde el punto de vista de Design Thinking, todo o casi todo se diseña: apps, webs, viviendas, ropa, mobiliario, organizaciones, políticas. Design Thinking supone al aplicación de un método para resolver problemas complejos, donde el centro neurálgico se concentra en el usuario. La clave es la persona a la que va dirigido. Por lo tanto, empezaremos a trabajar entendiendo e incorporando la perspectiva del usuario. En el siguiente vídeo podemos ver en qué consiste exactamente:

Design Thinking en español. Design Thinking en español (Licencia YouTube estándar)

Para enfrentarse a problemas complejos, el Design Thinking implica crear un equipo con diferentes roles, para usar la creatividad del equipo, y así integrar el conocimiento de cada uno. Será obligatoria prototipar, y dar forma a las ideas muy pronto, para poder tomar decisiones de diseño en equipo. Después, evaluaremos las ideas, también muy rápido, para aprender e iterar.

Con Design Thinking entenderemos al usuario, su entorno, sus problemas, y así podremos diseñar buenas soluciones para resolverlos.

Por otra parte, también nos acercaremos a la filosofía Lean Startup como eje de trabajo en las clases de educación emprendedora. Pero ¿qué es Lean Startup? Vamos a ver un breve vídeo que deja claro el concepto propuesto:

Euge Oller. ¿Qué es Lean Startup? (Licencia YouTube estándar)

Lean Startup aplicado a Educación plantea establecer un curso de educación emprendedora donde el eje de trabajo sean las metodologías ágiles. Es decir, aprovechando la flexibilidad del currículo, abordarlo mediante metodologías activas y ágiles, donde la clave será establecer retos que los alumnos deben superar.

Lean es una metodología innovadora para el desarrollo de proyectos de emprendimiento. Lean Startup es un término acuñado para lanzar nuevas ideas. Se trata de lanzar ideas, y de fallar, y hacerlo lo antes posible. Se trata de practicar y experimentar. Se trata de trabajar herramientas que nos ayuden a convertir esas primeras ideas de negocio y luego aterrizarlas en algo sostenible.

La filosofía Lean nos ayuda proporcionándonos velocidad y aprendizaje validado. Una buena idea puede ser un mal negocio. Necesitamos más un mercado, que una idea. Debemos solucionar el problema de nuestro cliente con nuestro producto o servicio. Y ajustar el problema del cliente con nuestro producto o servicio. El objetivo será aprender. Dentro del plan A habrá que comprobar todas las hipótesis. Para ello, haremos experimentos y en función de éstos, seguiremos adelante o cambiaremos.

Es importante entender estos postulados, pero sobre todo su aplicación a Educación. No se trata de generar y validar ideas rentables desde el punto de vista económico, que también, sino de dar una respuesta excepcional al problema de nuestro cliente en un contexto como el actual, caracterizado por su gran incertidumbre. Y ahí, el campo de actuación es muy amplio, el educativo incluído.

En este sentido, os recomendamos un ebook que puede descargarse de forma gratuita, y que recoge con sumo detalle cómo aplicar Lean Startup en el aula, y sugiere 30 dinámicas para su puesta en práctica:

Lean Startup en Educación
Blog de Pablo Peñalver. Lean Startup en Educación (CC BY-NC-SA)

Guardar