Aula

Dentro de este entorno llevamos a cabo actividades como: organización del día, canciones, tarea de mesa (dibujar, lectura, escritura, juego), juego en grupo, etc.

  • El niño/a puede comunicarse cuando necesite los materiales para trabajar (las pinturas, la hoja, los juegos). También puede elegir con ayuda de material visual con quién sentarse, a qué jugar, o elegir entre una actividad u otra. Con ayuda del «cuaderno viajero» (del que hablamos en el módulo anterior) puede compartir lo que ha hecho con sus compañeros.
  • La autonomía se puede trabajar señalizando todos los materiales para que pueda cogerlos cuando los necesite, a la hora de guardar los materiales, en el dibujo o en la escritura utilizando el moldeamiento y el encadenamiento hacia atrás. La lectura utilizando un programa de Lectura Globalizada.
  • La planificación de la acción la podemos realizar utilizando los horarios con pictogramas para las actividades del día, las secuencias de pictogramas con los diferentes pasos para una actividad concreta, etc.
  • Para todas las actividades que llevemos a cabo dentro del aula deberemos tener en cuenta siempre los intereses de la persona con TEA puesto que si partimos de estos intereses la motivación será mayor. Todos los aprendizajes deben ser significativos, por ejemplo, para que un niño con TEA aprenda a contar podemos hacer una ficha típica o bien, podemos, por el contrario introducir este objetivo dentro de todos los entornos (cuando comamos gusanitos podemos decir «vamos a comernos 5 gusanitos» y los contamos, al hacer una receta de cocina «vamos a echar 5 cucharadas de azúcar», etc.).