Comedor

Podemos caer en el error de pensar que en el comedor tan sólo podemos comer pero no es así. Cuando vamos a comer no solo comemos, sino que podemos poner la mesa, comemos de una forma adecuada y mantenemos conversaciones con los demás mientras comemos y después quitamos la mesa. Todas las personas llevamos a cabo elecciones dentro de nuestras comidas, elegimos con quién queremos sentarnos en la mesa, en algunas ocasiones elegimos lo que queremos comer, elegimos entre varios postres, elegimos si queremos más cantidad o menos, elegimos si queremos repetir de un alimento o no, elegimos si queremos acompañar nuestra comida con pan o no, etc. Todos estos aspectos debemos tenerlos en cuenta a la hora de hacer del comedor un entorno significativo.

  • El niño/a puede comunicarse cuando necesite pedir la comida que quiere o el material que necesita (plato, vaso, cubiertos) para poner la mesa. También puede comunicarse al rechazar un alimento, pedir otro diferente o elegir entre diferentes postres. Al pedir ayuda para utilizar los cubiertos al partir el alimento.  
  • La autonomía se puede trabajar al poner la mesa, quitar la mesa, servirse los alimentos, utilizar adecuadamente los cubiertos, utilizando el moldeamiento y el encadenamiento hacia atrás.
  • La planificación de la acción la podemos realizar utilizando manteles con el dibujo del plato, el tenedor, el vaso etc., para ayudar a la persona a poner la mesa. Podemos utilizar normas visuales para poder desarrollar una conducta adecuada mientras comemos como estar bien sentado, comer con la boca cerrada, etc.