Proyecto PEANA

Las alteraciones en la abstracción y simbolización, en la creación de representaciones mentales y las dificultades en el manejo de la imaginación, provoca que las personas con TEA necesiten la ayuda de claves para comprender el entorno y que estas sean concretas, simples y permanentes. El proyecto PEANA (Proyecto de Estructuración Ambiental en el Aula de Niños con Autismo, CEPRI 1990), facilita la comprensión del espacio y el tiempo a través de una organización basada fundamentalmente en todo tipo de ayudas o claves visuales, como pueden ser pictogramas, imágenes, agendas, gestos…

  • Utiliza la vía visual como forma de transmitir la información ya que suele ser uno de los puntos fuertes de las personas con TEA. Por ello, deberemos evitar las explicaciones con mucha carga de lenguaje oral y utilizar mucho material visual para facilitar la comprensión.

  • Recurre a la organización del aula como clave para determinadas actividades:

    • Se estructura el espacio físico para favorecer la comunicación. La organización del aula debe suponer una  información valiosa para la persona sobre qué es lo que hay que hacer, cómo hacerlo, dónde o con quién, distribuyendo la clase en diferentes «rincones» de acuerdo con la actividad que en ellos se realiza. Los límites entre estos rincones deben ser claros ayudándonos de los muebles por ejemplo, podremos diferenciar mejor cada espacio. Algunos de estos rincones pueden ser: el rincón de la «asamblea», el rincón del trabajo individual, el rincón del juego o el rincón del trabajo en grupo. Utilizaremos los pictogramas para  señalizar tanto los espacios como los materiales. Si ponemos las cosas fuera de su alcance pero a la vista, tal y como hablamos en el módulo anterior,  estaremos también fomentando las peticiones y favoreciendo la comunicación.

  • Emplea sonidos de anticipación de una actividad: hacer sonar la caja de las pinturas siempre que vayan a pintar o cantar siempre la misma canción antes de una actividad determinada.
  • Utiliza el color de base de los pictogramas para ayudar a la discriminación.

  • Maneja fotos para anticipar la presencia de personas, comidas y también para señalizar las pertenencias de cada niño así como el mobiliario.

  • Utiliza pictogramas para anticipar las actividades que se van a hacer (horarios), recordar lo que ya se ha hecho, para diferenciar cada espacio, para elegir, para negociar, para secuenciar tareas, para las salidas fuera de casa (comprar, ir al médico).

Te proponemos una tabla en la que quedan recogidas las acciones para estructurar el espacio físico y el tiempo:

Aquí tienes algunos ejemplos de los diferentes horarios de actividades (diario, semanal y mensual) con pictogramas para anticipar lo que va a ocurrir.

Para cada día puedes utilizar el panel diario como recurso para que los niños y niñas con TEA anticipen y comprendan lo que va a ocurrir a lo largo de ese día.
En la siguiente imagen puedes ver un ejemplo de panel diario de actividades en el que se utilizan  pictogramas con fondo de color y una flecha roja para señalizar la actividad actual.

Para la semana se puede elaborar un horario con cada día de la semana al que asociamos una actividad relevante.

La siguiente tabla es un ejemplo de horario semanal de una clase de primaria. De forma visual se presentan todas las asignaturas y de esta manera, el alumno/a puede conocer cuáles son las asignaturas que le tocan ese día o planificar los deberes de la semana.

Para saber lo que va a ocurrir en el mes se pueden utilizar los calendarios mensuales en el que mediante pictogramas se destacan los acontecimientos más importantes de dicho mes.

Pero no sólo es necesario anticipar aquello que va a ocurrir sino también aquello que va a cambiarpara poder hacer frente al «miedo a lo desconocido» y a los cambios del entorno. Imagínate que de repente un día llegas a casa y una persona a la que quieres y tienes aprecio se ha marchado sin dar ninguna explicación. O que un día, tienes planificado alguna actividad con algún amigo y sin decirte nada lo anula y no te da ninguna información. ¿Imaginas cómo te sentirías? Pero, ¿cómo podemos hacer tangible algo tan abstracto como un «cambio» en el entorno?
Por ejemplo: Hemos organizado las actividades del día y sin esperarlo, se pone a llover. Utilizando el horario de pictogramas debemos explicar a la persona con TEA que ha habido un cambio, puesto que ya no podemos salir al patio porque está lloviendo. Utilizaremos un aspa roja para explicar que no podemos realizar la actividad y pondremos la actividad alternativa debajo. 

Las palabras como algo aislado pueden no tener ningún significado para la persona con TEA pero si acompañamos éstas con pictogramas, signos y moldeamiento estaremos facilitando la comprensión del entorno así como optimizando su desarrollo social y comunicativo, su desarrollo general y posibilitando la adquisición de nuevos aprendizajes. La persona con TEA se sentirá segura y su ansiedad y estrés por el miedo a lo desconocido disminuirán puesto que el entorno que para él era algo carente de sentido se ha convertido en un entorno seguro y predecible, imprescindible para poder tener relaciones positivas. Estas adaptaciones deben estar presentes en todos los entornos en los que la persona se desarrolla, por lo que es muy importante que desde el centro escolar se oriente a la familia sobre el conocimiento y la utilización de éstas.

A continuación se presenta un documento explicativo sobre qué es el proyecto PEANA, sus objetivos, la importancia de la estructuración ambiental para los sujetos con TEA y cómo llevar acabo dicha estructuración.