Desde Ubuntu a Windows XP

Antes de establecer la conexión indicada, en primer lugar, crearemos una carpeta en una máquina que tenga Windows XP instalado. El lugar donde crearemos dicha carpeta es indiferente para el ejemplo. En nuestro caso hemos creado una carpeta en el escritorio denominada enunciados.

 

 

Una vez creada la carpeta pulse el botón derecho del ratón sobre ella y en el menú contextual seleccione Propiedades.

 

 

Seleccione la pestaña Compartir. En ella pulse la opción Compartir esta carpeta y pulse a continuación sobre el botón Permisos para establecer los permisos de la carpeta compartida.

 

 

En los Permisos de la carpeta compartida elimine al grupo Todos (es conveniente hacer esto por motivos de seguridad).

 

 

Añada al usuario o grupo de usuarios que tendrán acceso a la carpeta compartida desde Ubuntu. Deberá ser un usuario o grupo de usuarios de la máquina Windows. Pulse para ello el botón Agregar.

 

 

En nuestro caso hemos dado permiso sobre la carpeta compartida al usuario marco. El lector deberá dar permiso sobre el recurso compartido a uno o más usuarios de su sistema. Una vez seleccionados los usuarios que podrán acceder desde otro sistema a su carpeta compartida pulse el botón Aceptar.

 

 

En la ventana Permisos a los recursos compartidos seleccione el usuario o usuarios que acaba de añadir y pulse sobre la casilla correspondiente a Permitir Control Total sobre la carpeta. Después pulse el botón Aplicar y finalmente el botón Aceptar.

 

 

Si ha creado la carpeta en un volumen o unidad con sistema de archivos FAT32, todo ha concluido. En caso de haber creado la carpeta en una unidad con sistema de archivos NTFS deberá establecer los permisos NTFS para los usuarios. Los permisos efectivos que se le aplican al usuario cuando este accede desde otra máquina serán los más restrictivos de ambos. Para establecer los permisos NTFS seleccione la pestaña Seguridad en la ventana Propiedades de la carpeta. Seleccione al grupo Todos y pulse sobre el botón Quitar.

 

 

Al pulsar sobre dicho botón aparecerá un mensaje de advertencia indicándonos que no se puede eliminar este objeto porque viene heredado desde su primario (directorio padre). Para ello pulse sobre el botón Opciones avanzadas. En la ventana que aparece a continuación desmarque la opción Heredar del objeto principal… y en la ventana emergente que aparece a continuación pulse sobre la opción Copiar.

 

 

En la ventana de Configuración de seguridad avanzada para la carpeta, pulse primero sobre el botón Aplicar y después sobre el botón Aceptar.

 

 

Seleccione al usuario o usuarios para los cuales quiere conceder permisos de acceso. Si marca la opción Permitir Control total, los permisos efectivos de esos usuarios al acceder a la carpeta desde la red serán los más restrictivos entre los permisos como carpeta compartida y los permisos como carpeta en una unidad NTFS. En nuestro caso desmarcaremos la casilla Control total para el usuario marco y le dejaremos como permisos los permisos de Lectura y ejecución, Mostrar el contenido de la carpeta y Leer. Al ser éstos más restrictivos que los permisos de carpeta compartida establecidos anteriormente, serán estos los permisos efectivos para el usuario marco. Pulsaremos Aplicar y después Aceptar para aplicar las configuraciones elegidas.

 

 

Por último, colocaremos en la carpeta que acabamos de compartir un documento para posteriormente comprobar si podemos acceder a él sólo en lectura desde la máquina en la que hemos instalado Ubuntu.

 

 

Para acceder a la carpeta compartida desde Ubuntu tenemos varias formas.

Seleccione la opción del menú principal Aplicaciones->Accesorios->Smb4k para lanzar el explorador de recursos compartidos SMB/CIFS instalado anteriormente.

 

 

Transcurridos unos instantes desde el lanzamiento de la aplicación aparecerán los grupos o dominios Windows detectados dentro de nuestra red local. En nuestro caso se ha detectado el grupo de trabajo PACM al que pertenece la máquina en la que compartimos la carpeta.

 

 

Si pulsamos sobre el grupo de trabajo detectado aparecerán las máquinas miembro de dicho grupo, en este caso MAGT (donde hemos compartido la carpeta) y la propia máquina Ubuntu denominada ESO-3-B-PROF. Pulsaremos sobre la máquina MAGT y al hacerlo aparecerá una ventana de diálogo donde deberemos introducir la contraseña del kdewallet que es la valija de seguridad de contraseñas para la aplicación Smb4k. Esta valija se puede activar desde las opciones de configuración de Smb4k desde la opción de Configuración de Smb4k->Autentificación. Esta cartera o valija de contraseñas está protegida a su vez por una contraseña y se encarga de mantener las contraseñas de acceso de los recursos compartidos a los que accedemos con frecuencia. En nuestro caso hemos habilitado la valija de contraseñas y hemos establecido para ella una contraseña que ahora tendremos que introducir en la siguiente ventana de diálogo para poder acceder a las contraseñas en ella almacenadas.

 

 

Una vez introducida la contraseña para la valija, podremos observar los recursos compartidos en la máquina identificada como MAGT. En dicha máquina aparece, entre otros, el recurso compartido enunciados creado anteriormente.

 

 

Si hacemos clic sobre él, veremos como se monta el recurso y se crea en el escritorio una nueva unidad mapeada al recurso compartido. Si hacemos doble clic sobre dicha unidad veremos el contenido de la misma que en este caso es el contenido de la carpeta compartida enunciados, donde veremos el fichero que habíamos dejado en dicha carpeta en la máquina de Windows XP.

 

 

Si hacemos doble clic sobre dicho fichero se abrirá la aplicación vinculada (en este caso OppenOffice) y podremos ver su contenido.

 

 

Modificaremos el contenido del archivo, por ejemplo sustituyendo la palabra Unix por Linux e intentamos guardar los cambios en la misma ubicación en donde se encuentra el fichero. En primer lugar nos muestra un mensaje de advertencia sobre el formato del archivo al cual contestaremos pulsando la opción NO.

 

 

En la ventana que se muestra a continuación seleccionaremos como formato de almacenamiento para el archivo es Microsoft Word 97/2000/XP (.doc), mismo nombre y misma ubicación. Pulsaremos el botón Guardar.

 

 

Una vez hecho esto aparecerá una ventana que nos indica que el fichero ya existe y nos pregunta si queremos sobreescribirlo. Pulsaremos sobre la opción .

 

 

Aparecerá una ventana como la de la siguiente figura, en la cual se nos indica que el fichero no puede guardarse en su ubicación original debido a que no tenemos permiso de escritura. Si recordamos, cuando creamos la carpeta compartida, los permisos efectivos del usuario marco (con el que estamos accediendo remotamente) a la carpeta compartida eran Lectura y ejecución, Mostrar el contenido de la carpeta y Leer. Estos resultados son absolutamente coherentes con los permisos que habíamos otorgado al recurso compartido.

Si cerramos la ventana de la aplicación Smb4k, aparecerá un mensaje como el que se muestra en la siguiente figura:

 

 

Este mensaje nos indica que si cerramos la ventana la aplicación seguirá ejecutándose en la bandeja del sistema y que si queremos finalizar de verdad la aplicación lo que deberemos es seleccionar la opción File->Quit de su menú principal. Pulsamos el botón OK y veremos como Smb4k continúa corriendo en la bandeja del sistema. También veremos como en el escritorio sigue estando disponible el icono del disco duro que nos permite acceder a la carpeta compartida enunciados.

 

 

Para finalizar la aplicación Smb4k, también podemos pulsar el botón derecho del ratón sobre su icono en la bandeja del sistema y seleccionar la opción Quit.

 

 

Aparecerá una ventana donde deberemos confirmar si queremos realmente terminar la aplicación.

 

 

Al finalizar la aplicación, todas las unidades montadas que representan recursos compartidos son desmontadas automáticamente, desapareciendo del escritorio sus iconos, así como también desaparece el icono de Smb4k de la bandeja del sistema.

 

 

Otra forma alternativa de acceder a recursos compartidos vía SAMBA es a través del navegador Konqueror, al cual puede accederse desde Aplicaciones->Internet->Konqueror.

 

 

En la ventana principal de Konqueror seleccionamos la opción Network Folders.

 

 

En la siguiente ventana del navegador hacemos clic sobre el icono denominado Samba Shares.

 

 

Seleccionamos el grupo de trabajo al que pertenece la máquina donde se encuentra el recurso compartido.

 

 

A continuación seleccionamos la máquina donde se encuentra el recurso compartido (Magt en nuestro caso).

 

 

Introduciremos el nombre y la contraseña de un usuario de la máquina donde está definido el recurso compartido que tenga privilegios de acceso a dicho recurso. En nuestro caso el usuario para el cual establecimos derechos de acceso al recurso es el usuario marco. Después de introducir el usuario y su contraseña pulsaremos el botón OK.

 

 

Si hemos introducido correctamente el usuario y la contraseña podremos ver la lista de recursos compartidos en la máquina MAGT. Haremos clic sobre la carpeta enunciados.

 

 

Al abrir la carpeta veremos el contenido de la misma.

 

 

Por último, veremos otra forma distinta de acceder al contenido de una carpeta compartida. Seleccione la opción Lugares->Red en el menú principal.

 

 

Aparecerá la lista de máquinas accesibles en la red local. Seleccione aquella en la que se encuentra el recurso compartido al que pretende conectarse.

 

 

Si ya nos autentificamos anteriormente, no se nos pedirá que introduzcamos el usuario y la contraseña, en caso contrario, deberemos autentificarnos con una cuenta de usuario que exista en la máquina a la cual pretendemos conectarnos. A continuación veremos los recursos compartidos existentes en la ubicación a la cual nos hemos conectado.

 

 

Seleccionamos el recurso al cual nos conectaremos. Aparecerá una ventana indicándonos que se está abriendo el recurso seleccionado. No pulse el botón Cancelar a menos que desee interrumpir la operación. Cierre la venta.

 

 

Transcurridos unos segundos aparecerá normalmente el contenido del recurso al cual nos hemos conectado. Así mismo veremos como aparece el icono de una carpeta de red en el escritorio de la máquina.

 

 

Cuando queramos desconectarnos de la carpeta compartida pulsaremos el botón derecho del ratón sobre la misma y en el menú contextual seleccionaremos la opción Desmontar el volumen.