Casilla de verificación

La característica principal de las casillas de verificación es que sólo admite dos estados, activado o desactivado. Si trasladamos esto a una base de datos deberías asociar este control a todos los campos que tengan asociado el tipo de datos Sí/No [Boolean]. La introducción de datos resulta mucho más cómoda si utilizamos casillas de verificación que si tienes que escribir sí, no o cualquier otra cosa.

Un ejemplo, imagina que quieres llevar un control de vacunaciones con tus alumnos para saber de qué enfermedades han sido o no vacunados. En este caso, las casillas de verificación nos resultarán de gran ayuda para hacer más ágil el trabajo como puedes comprobar en la figura 3.46.

 



Figura 3.46

 

Con respecto a sus propiedades, las casillas de verificación también disponen de sus propias opciones. Muchas de ellas son comunes a controles como los Campos de texto pero existen otras específicas que describimos a continuación:

  • Imagen: Esta propiedad permite colocar una imagen, más o menos grande en el texto de las casillas.
  • Alineación de gráficos: Permite indicar en qué posición se colocará el gráfico indicado en la opción anterior.
  • Estado triple: No es una propiedad muy frecuente pero es conveniente que conozcas su propósito. Estado triple permite especificar si una casilla de verificación puede representar también valores Zero de una base de datos vinculada, además de los valores True y False. Esta opción sólo estará disponible si la base de datos acepta estos tres estados.