Tipos de pizarras

Según British Education and Communication Technology Agency se pueden clasificar, atendiendo a su tecnología en tres tipos:

Pizarras electromagnéticas o activas: se caracterizan por incluir una superficie de proyección con una malla que detecta la señal del puntero o lápiz en toda la superficie de la pizarra mediante una tecnología electromagnética. Esta malla envía al ordenador la señal infrarroja del puntero y localiza el punto señalado, proporcionando una alta resolución y gran calidad de anotación y velocidad de transmisión. Este tipo de pizarras necesitan de un lápiz o puntero electrónico. En el mercado nos podemos encontrar con varios modelos, un ejemplo de ellas lo constituye las pizarras Promethean e InterWrite constituidas por un tablero duro de melamina con una rejilla de metal de cobre en su interior que permite detectar el lugar del tablero que se está tocando. Esta información se alinea con la imagen proyectada en la pantalla y el lápiz se convierte en un ratón. Tienen una gran resolución de hasta 1000 lpp de salida, permitiendo realizar anotaciones e impresiones de gran calidad. Son pizarras muy robustas, funcionan con lápices interactivos de buena precision y no precisan un cuidado especial, resisten todo tipo de limpiadores.

Táctil o pasivas: en este tipo de pizarras la superficie de proyección tiene dos membranas, una de ellas, la exterior, es sensible al tacto, duradera y tensada, y permite detectar la presión que se ejerce sobre ella con cualquier objeto: rotulador estándar, dedo... Esta presión permite poner en contacto ambas membranas y provoca una variación de la resistencia eléctrica, permitiendo localizar el punto señalado. Uno de los aspectos que le dota de mayor atractivo es el hecho de usar el dedo para el manejo. La superficie de proyección, en general, es muy frágil y muy sensible al rayado, lo que exige una atención especial para que no sea dañada. Su resolución es menor que en el caso de las electromagnéticas, aproximadamente 66 lpp (líneas por pulgada). Actualmente podemos encontrar en el mercado dos tipos: SmartBoard y TeamBoard, son muy potentes y cada vez mas resistentes. Las mejoras en su software cada vez más intuitivo permiten hacer gran cantidad y variedad de aplicaciones educativas. En el caso de la TeamBoard incluso permite la escritura con rotuladores de tinta y recoger en el ordenador lo escrito con este tipo de rotuladores.

Infrarrojos / ultrasonidos: estas pizarras se componen de un dispositivo que se fija a cualquier superficie vertical y lisa mediante ventosas, imanes o tiras adhesivas. Con ella se utilizan lápices electrónicos específicos o rotuladores estándar en carcasa especial. Para transmitir su posición envían un destello de luz infrarroja que es detectado por el dispositivo y traducido, el punto señalado, a coordenadas cartesianas, utilizadas para ubicar el ratón. Esto es seguido de una ráfaga de ultrasonidos que permite el sincronismo entre ambas señales. Su resolución es superior a las táctiles pero no supera las 100 ó 125 lpp. Por tanto tienen menor resolución que las electromagnéticas. Esta tecnología puede también utilizarse sin el uso de un proyector como en las pizarras táctiles para funcionalidades sencillas como salvar e imprimir lo que se ha escrito. Dado que este sistema no incluye una superficie de proyección resulta más barato que los anteriores y en el mercado encontramos a eBeam y Mimio.

Obra colocada bajo licencia Creative Commons Attribution Share Alike 3.0 License