RTC

RTC

Por la Red Telefónica Conmutada (RTC) también conocida como Red Telefónica Básica circulan habitualmente las vibraciones de la voz, las cuales son traducidas en impulsos eléctricos que se transmiten a través de dos hilos de cobre. A este tipo de comunicación se denomina analógica.

Para enviar datos es necesario hacer una conversión de la señal adecuándola al medio por el que tiene que viajar. De esta función se encarga el módem, cuyo propio nombre procede del acrónimo formado por el inicio de las palabras que indican su función: modular - demodular la señal para que pueda viajar por la red telefónica en forma analógica convirtiéndose en digital al llegar al ordenador.

Para acceder a la Red sólo necesitaremos una línea de teléfono y un módem.

Los módems utilizados para la conexión a la RTC pueden tener velocidades de 56 kbps (kilobits por segundo) tanto para transmitir como para recibir información de la Red. En cuanto a su formato puede ser muy variado, aunque básicamente puede diferenciarse entre internos, algunos de los cuales pueden ir incluso integrados en la propia placa base del ordenador, y externos que se conectan por el puerto serie o un puerto USB.

Este tipo de conexión nos permite acceder a la Red de una forma barata pero también muy lenta en relación a otras posibilidades.

Esta modalidad fue la primera utilizada para conectarnos a Internet y tuvo su auge en los años 80 y 90.

Modem internoModem externo