Vía satélite

Vía satélite

El satélite se puede utilizar para algo más que recibir decenas de canales de televisión en casa. En los últimos años, cada vez más compañías están empleando este sistema de transmisión para distribuir contenidos de Internet o transferir ficheros entre distintas sucursales. De esta manera, se puede aliviar la congestión existente en las redes terrestres tradicionales.

El sistema de conexión que generalmente se emplea es un híbrido de satélite y teléfono, hay que tener instalada una antena parabólica digital, un acceso telefónico a Internet, una tarjeta receptora para PC, un software específico y una suscripción a un proveedor de satélite.

Componentes de conexión vía satélite

El cibernauta envía sus mensajes de correo electrónico y la petición de las páginas Web, que consume muy poco ancho de banda, mediante un módem tradicional, pero la recepción se produce por una parabólica -ya sean programas informáticos, vídeos o cualquier otro material que ocupe muchos megas- En el momento de esta documentación se están ofreciendo velocidades de recepción de 256 Kbps, 512 Kbps y 1 Mbps.

 

Conexión vía satélite

Otra variante de esta modalidad es la utilización única del satélite para enviar y recibir datos, lo que se conoce como sistema de doble vía, posibilitando su acceso a Internet desde en cualquier zona de cobertura del satélite. Bajo esta modalidad se ofrecen velocidades de bajada desde 256 Kbps a 38 Mbps. y de subida entre 64 Kbps y los 2.048 Kbps