Cookies

Las cookies

Seguramente te has preguntado alguna vez qué es eso de las cookies, porque la traducción literal sería galletas y no acabas de ver la relación que pueden tener con el trabajo en Internet, así que lo primero será aclarar el significado del término.

Con la denominación cookies nos referimos a pequeños fragmentos de código que algunas páginas web intentan almacenar en nuestro ordenador cuando las visitamos y que devuelven al servidor que las creó cuando realizamos la siguiente visita. Lógicamente la pregunta que surge a continuación es ¿para qué?

Entre las finalidades y funciones posibles está la identificación de un usuario para permitirle que pueda acceder a determinadas páginas y reciba informaciones personalizadas. Este es el método utilizado por las plataformas de formación online para que los usuarios puedan identificarse y el sistema les permita acceder y gestionar la formación de forma personalizada.

También los bancos utilizan las cookies en un sentido similar para permitirte que accedas a la consulta de tus cuentas y las operaciones que desees realizar en ellas. En este sentido es importante saber que la mayoría de las entidades comerciales utilizan un sistema de protocolo de seguridad que se identifica sobre la barra de dirección al estar escrito antes de la dirección https:// (Hypertext Transfer Protocol Secure) y que garantiza que la información que trasmites hacía ese sitio web viaja de un modo seguro. Igualmente viene acompañado del icono candado cerrado Candado cerrado que al pulsar sobre él te informa del certificado utilizado para la transferencia de datos seguros.

Identificacion del sitio web

Como ves hay múltiples aplicaciones del uso de las cookies por lo que parece que lo más recomendable será que habilites el permiso para que tu ordenador reciba cookies puesto que en caso contrario hay páginas que pueden dejar de funcionar. Pero no todas las cookies se utilizan para funciones tan claras: muchas de ellas suponen un importante sistema de control de itinerarios con fines publicitarios o poco claros para nosotros y tal vez sea cuestión de adoptar un cierto grado de protección de nuestra privacidad.

Además hay una cuestión importante: las cookies sólo pueden devolverse al servidor que las ha creado, pero hay páginas que incluyen contenidos que pueden contener cookies y que pertenecen a otros servidores, como por ejemplo los banners publicitarios. Son las denominadas cookies de terceros. Ese es el motivo por el que es posible que te encuentres con multitud de cookies que pertenecen a sitios que no has visitado nunca.

Dependiendo de la configuración que tengamos, Internet Explorer puede avisarnos cuando una página envía una cookie mostrándonos el icono Privacidad Privacidad en la barra de estado. Luego volveremos sobre este punto, pero primero vamos a ver cómo actuar sobre las opciones de configuración para indicarle al programa el comportamiento que debe adoptar ante estos fragmentos de información. Para ello recurrimos a la opción de menú Herramientas Opciones de Internet pestaña Privacidad.

Cuando se nos muestra el contenido de la pestaña comprobamos que la configuración por defecto se ha establecido en un nivel de privacidad medio. Nuestra recomendación es que lo eleves un punto hasta el nivel de privacidad Media alta.

Configuración de zona de internet

Si optas por pulsar el botón Avanzada Avanzada aparecerá una ventana para que determines la forma en la que se tratarán las cookies.

Configuración avanzada de privacidad

La configuración que te presentamos rechaza automáticamente las cookies provenientes de terceros y admite las de sesión, que son aquellas cuya finalidad principal es ofrecer una navegación personalizada, para lo que mantienen durante la sesión de navegación los datos de usuario que se solicitan al acceder a un sitio de forma que las ventanas que se muestren correspondan a ese perfil de usuario.

Si te encontraras con que alguna página no funciona correctamente podrías volver a esta sección y pulsar el botón Predeterminada Predeterminada para restaurar la configuración a un nivel medio o incluso bajo. De todas maneras, si quieres mantener un cierto grado de privacidad, no te recomendamos que utilices el nivel más bajo ni que optes por aceptar todas las cookies. Igualmente suele ser poco recomendable que optes por el nivel Bloquear todas las cookies ya que habrá muchas páginas que no funcionen correctamente.

Si activas la opción Bloquear todas las cookies no podrás entrar a algunos servicios que estés interesado aunque te hayas identificado correctamente con tu nombre de usuario y clave de acceso, como por ejemplo las cuentas de correo web de gmail, porque tu navegador no podrá almacenar la cookie con tus datos de usuario. En ese caso es posible que recibas de dicho servidor un aviso de por qué no se ha podido realizar la conexión.

Función de cookies desactivadas

Una cuestión que debes tener en cuenta es que, para evitar que el navegador siga abierto y conservando los datos de un usuario, en la mayoría de los sitios que utilizan cookies de sesión, como los bancos, tienen establecido un periodo relativamente breve de caducidad de la cookie. Si se nos olvida cerrar la sesión la cookie caducará y el sitio web volverá a solicitar que nos identifiquemos para poder continuar navegando por sus contenidos.

Si a pesar de todo has optado por bloquear todas las cookies verás que, cuando accedas a una página que las utiliza aparecerá en la barra de estado el icono Privacidad Privacidad que nos indica que la página ha intentado enviar o consultar una cookie y ésta ha sido bloqueada. Si haces doble clic sobre este icono se muestra una ficha que informa de la situación de bloqueo y en la cual podemos marcar una dirección y pulsar el botón Resumen Resumen para especificar el comportamiento que debe adoptar Internet Explorer respecto a las cookies de este sitio en concreto.

Permitir cookies personalizada

A pesar de que hayamos optado por el bloqueo parece que podríamos optar por permitir el uso de cookies en este sitio web, pero sin embargo el programa bloquea la mayoría de los sitios, y se sigue sin poder acceder a pesar de modificar la opción para un sitio concreto, pues prevalece la opción Bloquear todas la cookies sobre todos los permisos particulares a sitios concretos.

Icono IDevice Práctica
Configura las preferencias para un nivel de privacidad medio alto.

Si no has trabajado aún con la sección de búsquedas puedes consultar la forma de establecer las preferencias en Google. Accede a las preferencias e indícale al buscador que deseas que muestre 50 resultados en cada página.

Modifica ahora las preferencias de privacidad de Internet Explorer y selecciona el nivel Bloquear todas las cookies.

Vuelve a acceder a Google para indicarle que quieres ver 100 resultados en cada página y comprueba el mensaje de advertencia que te encuentras al intentar realizar la modificación.

Ajusta el nivel de privacidad a tus preferencias.

Limpiar las cookies

Si en algún momento crees que es preferible empezar desde cero puedes acudir a la opción de menú Herramientas Opciones de Internet pestaña General y pulsar el botón Eliminar Eliminar (1).

Eliminar historial
El botón Eliminar... te permitirá abrir la ventana de Eliminar el historial de exploración, donde activaremos la opción de Cookies (2) que son los archivos que en este caso deseamos eliminar.