Identificación

Identificación

Toda identificación tiene dos datos fundamentales:

  • Un nombre de usuario y

  • Un campo de password, contraseña o clave.

Como en cualquier otro servicio de Internet es imprescindible la utilización de ambos datos para garantizar que quien utiliza el servicio es la persona que lo tiene concedido.

En un principio la autentificación de los datos de usuario y contraseña sólo se utilizaba para el protocolo POP3, con el objetivo de garantizar la confidencialidad, de forma que sólo pudiera recoger el correo la persona autorizada. Sin embargo, la epidemia de correo publicitario no deseado (spam) ha hecho que los proveedores exijan también la autentificación para el envío, de forma que no pueda utilizar el servidor SMTP ninguna persona que no tenga una cuenta activa. Hoy en día prácticamente todos los proveedores exigirán esta doble autentificación, aunque para estar seguro tendrás que comprobarlo en las páginas de instrucciones de configuración de las que todos disponen.

Son muchos los programas que no incluyen la autentificación ante el servidor SMTP en el asistente de configuración básica, por lo que en muchos casos tendrás que utilizar alguna opción de edición de la configuración para poder incluirlo.

Aunque en muchos servidores de correo con el dato de usuario y contraseña te será suficiente, en la modalidad de correo web, para evitar la usurpación de identidad por motores de correo spam, podrás encontrar que algunos también te pidan un nuevo código de seguridad que consiste en la reproducción de una serie de caracteres, más o menos legibles, que llamamos captcha. Mientas los 3 datos solicitados no sean corectos no se podrá acceder al correo web.

Correo web ITE con captcha