Adjuntar archivos

Adjuntar archivos

En muchas ocasiones no nos basta con enviar el texto de un mensaje, sino que necesitamos enviar también un archivo de texto, una hoja de cálculo, un archivo comprimido, etc. Todos los programas de gestión de correo disponen de una función para adjuntar archivos.

En el caso de Outlook Express podremos hacerlo de varias formas. Veamos primero las dos disponibles cuando estamos en la ventana de redacción del mensaje:

  • Pulsando el icono Adjuntar Adjuntar que nos abrirá una ventana con las carpetas de nuestro equipo para especificar los archivos que deseamos adjuntar.

  • Arrastrando los archivos desde una ventana del explorador hasta la zona de adjuntos del mensaje.

Pero si no tenemos en este momento activo el programa de correo también podemos realizar el envío de un archivo desde el propio explorador de archivos de Windows, siempre y cuando tengamos definido Outlook Express como el gestor predeterminado de correo, pulsando con el botón secundario (el derecho si eres diestro o el izquierdo si lo tienes configurado para zurdos) sobre el archivo y eligiendo en el menú que se despliega al marcar Enviar a.

Podremos seleccionar varios archivos y el resultado de estas operaciones será que veremos en la zona de adjuntos el listado de los archivos que vamos a enviar con una indicación de su tamaño.

Adjuntar archivos

Como has podido comprobar los procedimientos para poder adjuntar archivos son muy variados y también muy cómodos, por lo que la opción por uno u otro va a depender, sobre todo, de la situación en la que se encuentre nuestra ventana de trabajo.

Ahora bien, si tienes una conexión rápida no tendrás demasiados problemas para enviar o descargar el correo electrónico, aunque lleve archivos grandes adjuntos, pero cuando tu conexión es lenta o deficiente la situación varía bastante y se agradece muchísimo que el tamaño de las descargas sea reducido. Además, incluso aunque trabajes con banda ancha, ten en cuenta que los datos que lances a la red de forma innecesaria contribuirán a la saturación del tráfico, por muy ancha que sea la "autopista".

Cuando recibimos un mensaje con archivos adjuntos lo identificaremos inmediatamente porque en el listado lo precede un clip. En la ventana de vista previa aparecerá también un icono con la misma forma de Mensajes adjuntos Mensajes adjuntos y al pulsarlo nos mostrará una lista con los archivos adjuntos que acompañan al mensaje para que podamos abrirlos con un doble clic o guardarlos en alguna carpeta de nuestro equipo.

Listado de mensajes adjuntos

Guardar adjuntos desactivadoHay un problema bastante frecuente que consiste en que, aunque aparezca el clip y veas los archivos adjuntos, no puedas hacer nada con ellos porque tanto el nombre como la opción de guardarlos aparece inactivada.

Si intentas abrir el mensaje con un doble clic en la lista de mensajes recibidos comprobarás que aparece un mensaje algo más explicativo pero que no te ofrece ninguna sugerencia sobre lo que tienes que hacer para ver el archivo adjunto:

Mensaje de seguridad al abrir adjunto

Esta situación, que a más de uno le ha desconcertado, se debe a que la política de seguridad que aplica el programa por defecto se encarga de evitar la apertura de algunos archivos que pueden contener virus. Para modificar esta situación tienes que utilizar el menú Herramientas Opciones pestaña Seguridad desmarcar el apartado.

Desactivar antivirus

Si te parece que, a pesar de todo, esta protección puede ser una medida de seguridad que merece la pena mantener puedes abrir o guardar los archivos adjuntos con un pequeño truco: pulsa el icono Reenviar Reenviar y se abrirá una ventana para reenviar el mensaje en la que los archivos adjuntos estarán accesibles.

Icono IDevice Atención

La recomendación general es que siempre envíes los archivos comprimidos para que su descarga sea más rápida y generen menos tráfico en la red.