Características generales

Características generales

Hay multitud de programas destinados a cumplir esta función, pero todos ellos siguen el mismo esquema de trabajo:

  1. El usuario da de alta una cuenta mediante una página web y, generalmente, tiene que descargar el software necesario.

  2. Una vez instalado el software, el primer paso es conectarse a la red del programa y añadir los contactos con los que deseamos utilizar esta aplicación. El programa se encargará de mandarles una notificación indicándoles que pretendes añadirlos a tu lista.

  3. Habitualmente la mayoría de los programas solicitan la autorización del usuario para permitir que otros lo añadan a sus listas de contactos.

  4. A partir de este momento, cada vez que nos conectemos a la red, el programa se encargará de enviar una señal indicándolo, de forma que nuestros contactos tengan conocimiento de la conexión y puedan utilizar el programa para comunicarse con nosotros. De forma recíproca se encarga de averiguar quiénes entre nuestra lista de contactos están en ese momento conectados a Internet.

  5. La base de la comunicación es la posibilidad de conversar mediante el teclado, en tiempo real, de forma similar a una charla privada de un chat. A partir de esta prestación básica cada programa incorpora otras funcionalidades, tales como el envío de correo, la audioconferencia, la videoconferencia, el intercambio de imágenes, el envío de mensajes SMS, la utilización de pizarras comunes, etc.

  6. Actualmente la mayoría de los servidores de mensajería instantánea (IM) han creado un servicio web que ya no requiere ninguna instalación.

El principal problema que presentan este tipo de redes es que no son compatibles entre sí, por lo que si tenemos contacto con usuarios de diferentes redes no nos quedará más remedio que instalar las diferentes aplicaciones de mensajería. Por suerte para los usuarios de este servicio, se han realizado algunos acuerdos de colaboración entre algunas de las grandes redes lo que facilita mucho su uso.

También se han desarrollado aplicaciones cuyo objetivo es permitir que, una vez cumplimentado el primer paso y obtenida una cuenta en las diferentes redes, no tengamos que descargar múltiples aplicaciones sino que podamos comunicarnos con usuarios de cualquier red utilizando una aplicación común. A cambio de la comodidad de manejar una aplicación, se pierden algunas de las prestaciones específicas de cada red, pero puede ser un sistema interesante si no pretendemos usar prestaciones muy específicas.

La mayoría de las aplicaciones de mensajería instantánea integran ya otras tecnologías y servicios que aunque no son propias de ella, como VOIP o videoconferencia, buscan una mayor competitividad de los programas.