Funcionalidades

Funcionalidades

La principal finalidad de una plataforma e-learning es la formación a distancia mediante los medios TIC e Internet, pero, aunque las plataformas de aprendizaje fundamentalmente se centran en el desarrollo de cursos de formación a distancia, también pueden constituir espacios de trabajo colaborativos creando grupos de trabajo, seminarios, espacios de comunicación para actividades de investigación o formación permanente, etc.

Si sirve el ejemplo, vamos a identificar una plataforma de formación con un centro educativo, así:

  • Para que un miembro del centro pertenezca al centro tendrá que estar inscrito.
  • Cuando acceden al centro educativo, cada uno de sus miembros va a los espacios donde están habilitados para entrar:
    • el alumnado a su aula o aulas respectivas;
    • el profesorado a sus aulas, Departamento, Ciclo, Claustro y, si forma parte de algún órgano, también tendrá otros espacios de reunión a los que incorporarse.
    • los padres y madres al AMPA, Consejo Escolar, etc.
  • Cada miembro tendrá unos roles y permisos dependiendo del grupo donde se encuentre, así por ejemplo, el docente tiene unas atribuciones distintas cuando está en el aula que cuando está en al Claustro.

Sirviéndonos del ejemplo anterior...

  • los accesos a las plataformas e-learning se realizan mediante autenticación de usuarios, es decir, se requiere la validación de usuario y contraseña para poder acceder. En algunas plataformas se permite el acceso como invitado o anónimo, que es un tipo de usuario contemplado en la propia plataforma.
Regustro de usuarios en Moodle
  • Tras acceder, el usuario tendrá la posibilidad de entrar en los cursos, grupos, actividades o espacios donde esté dado de alta.
  • En cada curso, grupo o espacio, cada usuario podrá tener unos privilegios o roles diferentes de actuación que le habrán sido otorgados por el administrador general de la plataforma o el encargado del curso, grupo o actividad.

En la realización del presente curso has podido comprobar las posibilidades que ofrecen estas herramientas como plataforma de formación e-learning para cursos on-line: contenidos, correo, evaluaciones, foros, encuestas, chats, etc.

En la mayoría de nuestros centros educativos no tenemos necesidad de sustituir la enseñanza presencial por la enseñanza no presencial, pero el desarrollo del curso on-line puede ser un excelente recurso de refuerzo y complemento a nuestra tarea docente diaria.

Igualmente, como ya hemos comentado, estas plataformas también sirven para crear un espacio compartido de trabajo. Podemos crear en nuestra plataforma e-learning un grupo de trabajo colaborativo entre usuarios que tienen unos mismos intereses pero con la ventaja de que este espacio es privado y restringido sólo a los usuarios que pertenezcan a él. Esta posibilidad permite reproducir de forma virtual las estructuras organizativas de un centro con todas las posibilidades que aportan Internet y las TIC; así, por ejemplo, se pueden crear Claustros Virtuales, Departamentos o Ciclos Virtuales, etc. donde almacenar y compartir documentación de carácter profesional (proyectos, programaciones, planificaciones, etc.) que sólo es accesible a los miembros pertenecientes a cada uno de los grupos.

Esta modalidad de espacio compartido facilita la gestión y coordinación en la organización del centro, pudiendo recrear las estructuras del Claustro, Equipo directivo, Departamentos, AMPA, Asociación de Alumnos, Comisiones, etc. para que puedan tener sus espacios o grupos de trabajo virtual. Con esta segunda funcionalidad estamos variando el objetivo inicial de usar la herramienta para un curso on-line, pero nos permite la creación de la comunidad virtual de nuestro centro educativo.

Si logramos utilizar nuestra plataforma e-learning combinando ambas funcionalidades, (con cursos e-learning de refuerzo para el alumnado y con espacios virtuales de trabajo cooperativo), lograremos trasvasar la realidad presencial de nuestro centro a un entorno virtual lleno de nuevas posibilidades.

Respecto a su utilización a nivel de usuario, ya has podido comprobar que el manejo de plataformas e-learning es muy simple y no requiere de conocimientos o requisitos técnicos complejos; sólo es necesario tener una conexión a Internet, un navegador web y los permisos de acceso a dicha plataforma, el resto es navegar mediante enlaces por sus contenidos y opciones del mismo modo que se realiza en cualquier sitio web existente en Internet. Si estás realizando un curso, lo normal es que tengas las indicaciones iniciales para su desarrollo al inicio del mismo y esté establecida la secuencia de contenidos para superarlo.

Las funcionalidades que podemos encontrar en una plataforma e-learning pueden variar de una a otra (tanto en su denominación como en su existencia) pero es fácil que podamos encontrar muchas de las siguientes:

  • Perfil de usuario editable que puede incorporar foto, elegir idioma, poner descripciones y enlaces de interés, etc.
  • Personalización del entorno mediante plantillas.
  • Repositorio personal de archivos.
  • Autoevaluación.
  • Configuración de idioma.
  • Seguimiento del curso, progreso o itinerario formativo, donde se valora la situación del curso.
  • Unidades de contenido, evaluaciones, calificaciones, etc.
  • Ficheros.
  • Marcadores o enlaces web.
  • Ayuda.
  • Agenda.
  • Calendario.
  • Correo electrónico.
  • Pizarra.
  • Tablón de anuncios.
  • Lista de distribución o correo grupal.
  • Grupo de trabajo.
  • FAQs.
  • Foro.
  • Cafetería o webchat.
  • Videoconferencia.
  • Página personal.
  • Blogs o wikis asociados.
  • etc.
Actividades de moodle
La utilización de una plataforma e-learning a nivel de administrador conlleva unos conocimientos técnicos algo más elevados, así que si estás interesado te aconsejamos una información más pormenorizada o la realización del curso concreto de la plataforma a utilizar.

 

Administración de moodle