Publicar en Internet

Publicar en Internet

Todo contenido (texto, ficheros, fotos, video,...) que está en Internet ha sido colocado por alguien, por lo tanto tiene dueño. Muchos de estos contenidos, objetos digitales, obras y creaciones están referenciados con su autoría e incluso la licencia de uso que tienen, suele pasar mucho en los vídeos, fotografías, imágenes, obras literarias, documentación, apuntes, manuales, obras literarias,....

También puedes encontrar que muchos contenidos e información de Internet no tengan ninguna referencia a su titularidad, pero el hecho de que no aparezca la autoría o que no se explicite el uso permisivo o restrictivo que poseen dichos contenidos, no significa que puedas copiarlos y utilizarlos libremente como te venga en gana.

Desde el momento de su creación toda obra tiene un reconocimiento legal de autoría. Es precisamente ese reconocimiento legal que se dan a todos los contenidos, lo que nos permite también a nosotros tener la tranquilidad de poder publicar nuestras propias creaciones originales (vídeos, fotos, textos, apuntes, etc.) sabiendo que pueden estar salvaguardados de un uso inadecuado.

Así pues, todo contenido tiene unos derechos de autor y depende del propio autor el determinar el uso y distribución que se pueda hacer de su obra. En este sentido podríamos esquematizar los tipos de licencias de contenidos en Internet del siguiente modo:

  • Copyright Copyright: es un tipo de licencia general y básica muy extendida en el mundo editorial y audiovisual. Tiene un carácter más restrictivo y suele conllevar todos los derechos reservados.

  • Creative Commons Creative Commons: normalmente indicado como las letras CC. Las obras CC también tienen copyright de reconocimiento de autoría, aunque se caracterizan por que permite copiarlas y distribuirlas. El modo de distribución de obras se explicitan en cada uno de los tipos de licencias Creative Commons.

Las licencias Creative Commons se basa en cuatro condicionantes:

Condiones de CC

Licencia Creative Commons

Los cuatro condicionantes anteriores dan lugar a seis tipos de licencias Creative Commons:

Tipos de CC

Licencia Creative Commons

Para usar una obra Creative Commons no necesitas pedir permiso al autor, así es muy fácil utilizarla. Sólo tendrás que ceñirte al tipo de uso y podrás copiarla y utilizarla.

Puedes ver un simpático vídeo explicativo de qué son las licencias Creative Commons colocado en Youtube.

Cuando un contenido de Internet pueda serte interesante para tu labor docente es bueno localizar la autoría y la licencia que sobre dicho contenido ha realizado el autor, de ese modo sabrás que tipo de utilización te está permitido realizar.

Es cierto que muchos de los contenidos que existen en Internet no poseen una identificación de autoría, así que la primera consideración que te hacemos es que tú en tus publicaciones en Internet lo hagas.

También te damos unos consejos:

  1. Siempre que sea posible, deberás ponerte en contacto con el autor para solicitarle la autorización y comentarle el uso que piensas hacer de su obra, ya sea total o parcialmente.

  2. Si no hay ningún interés comercial y no se expresa la autoría, es norma de educación citar la fuente de dónde fue tomada.

  3. Es importante ser dueños o poseedores de los derechos de la información que colocamos en Internet.

  4. Derechos del menor: Dado que estamos en un ámbito educativo, es necesario señalar el cuidado que se debe de tener en el tratamiento de datos de carácter sensible y los derechos de imagen del menor.
Siempre que publiquemos alguna imagen de menores en Internet tenemos que tener la autorización firmada de sus padres o tutores. Así es una buena medida que todo centro educativo posea un formulario donde los padres o tutores autoricen o denieguen de forma expresa el uso de imágenes o material audiovisual de sus hijos en Internet y que esa autorización forme parte del expediente del alumno mientras permanezca en el centro.
Ya sabes que por el hecho de estar publicado un contenido en Internet no implica que sea de dominio público y lo puedas copiar. La autorización del autor siempre que sea posible has de tenerla. En la mayoría de los casos es un trámite que agradece el autor y una forma de reconocer su trabajo.

Si la utilidad que quieres dar al contenido que te gusta de Internet es para ponerlo también en Internet, puedes hacerlo respetando la legalidad simplemente enlazándolo o, si hay posibilidad, incrustándolo en tu propio sitio web. Cuando enlazamos o incrustamos un contenido en un blog, wiki, página web, etc. no incumplimos ninguna ilegalidad pues estamos respetando el contenido original del autor en su propia web (con el enlace) o visualizándolo incrustado en la nuestra. Esta última posibilidad es la que te ofrecen la mayoría de los recursos de la web 2.0 al darte el código html del objeto para que lo puedas pegar en tu página web y así parezca parte de tu contenido.

La utilización sin permiso de un contenido de Internet para un uso educativo, aunque no lucrativo o tenga uso comercial, puede ser un atenuante de la infracción pero nunca un eximente de la obligatoriedad de cumplir con la ley.

Los contenidos de pago suelen estar bastante claros, así que no les dedicaremos ninguna mención especial.

Sobre los recursos libres y gratuitos que podemos utilizar, decirte que hay infinidad de ellos en Internet y que sólo tendrás que buscar un poco para encontrar lo que necesitas. En esta misma documentación has podido conocer aplicaciones y programas comerciales y otros muchos gratuitos que son una muestra de la gran diversidad de opciones existentes en Internet.

Relacionado con el mundo educativo y universitario existe un movimiento global de usuarios de Internet con una filosofía de cooperación y colaboración solidaria. Fácilmente podrás encontrar ayuda y recursos aportados por otros internautas de modo desinteresado.

Creative Commons pone a disposición de todos los usuarios CC Search, un servicio de búsqueda de recursos bajo licencia Creative Commons que utilizando los motores de búsqueda de otras empresas como Google, Yahoo, etc. que facilita su localización.

Búsqueda de CC

Has podido comprobar que en Internet tienes la posibilidad de realizar fácilmente descargas de programas informáticos de distinto tipo. Respecto a estos programas informáticos deberás saber que tendrías que tener en cuenta dos aspectos importantes:

  1. La seguridad: debes de preservar la seguridad de tu ordenador así que ten cuidado con todo aquello que te bajas e instalas. Busca sitios de garantía, te asegurarás que están libres de virus y que se corresponden con lo que verdaderamente anuncian. Hay bastante sitios web de contrastada trayectoria como para fiarte de lo que te ofrecen: softonic, tucows, etc.

  2. La licencia de uso que otorgan: respecto al uso puedes diferenciar entre:

    1. Software propietario: son programas comerciales de pago.

    2. Software demo (trial): programas comerciales con una licencia temporal. Pueden tener también limitadas algunas de las funcionalidades del programa completo. Caducan después del período de prueba.

    3. Software gratuito (free): son programas no comerciales, libres y gratis para su uso, no hay que pagar por ellos. En el software gratuito hay todo un abanico de posibilidades y matices entre ellos: freeware, de dominio público, Open Source, licencias GPL o copyleft, etc. En algunos casos puedes encontrarte con mensajes que te solicitan una donación voluntaria.

    4. Shareware: son programas gratis durante un tiempo, después pueden dejar de funcionar o te requerirte insistentemente una pequeña aportación para seguir funcionando.

    5. Software pirata o warez: son programas ilegales. Se trata de software comercial al que se le ha vulnerado la licencia de uso, como por ejemplo pirateando su número de registro.
Puedes consultar más información en Wikipedia sobre el software libre y el software propietario.