¿Qué es?

¿Qué es?

Quizás ya sepas que hay posibilidad de descargar una buena cantidad de programas de forma gratuita de Internet, y que algunos de ellos, los que se denominan adware, ofrecen las prestaciones de las versiones comerciales a base de reservar una parte de la pantalla para la presentación de anuncios publicitarios.

Aparentemente, el único compromiso que adquiere el usuario de uno de estos programas es permitir la aparición en su pantalla de publicidad cuya visita no es obligatoria. Pero, en muchos casos la realidad no es tan inocente como aparenta y, además de ese pequeño banner publicitario, se instala en el ordenador un programa que se encarga de monitorizar las páginas de Internet que se visitan y enviar esa información a empresas especializadas en el análisis de datos, siempre sin conocimiento por parte del usuario de que este hecho se está produciendo. Dichas empresas se encargan de ir afinando los perfiles de cada usuario para vender esos datos a las grandes corporaciones publicitarias y posibilitar la segmentación de la publicidad, de forma que los mensajes que nos vayan llegando se adecuen cada vez más al perfil que traslucimos a través de la navegación por la red.

Este tipo de programas espía se denominan en terminología anglosajona spyware y su introducción por esta vía es muy poco frecuente entre los programas de software libre, ya que al ser obligatoria la distribución junto con el código del programa cualquier programador podría descubrirlos y modificarlos.

Otra forma de que se introduzcan espías en nuestro navegador es a través de la visita a páginas que incluyen en su código las instrucciones para almacenar en nuestro ordenador una "cookie". Estas "galletitas" son pequeños fragmentos de código entre cuyas funciones puede estar la de determinar los intervalos entre una y otra visita, el número de veces que se visita la página, etc.

Los hay que tiene propósitos más perversos como la localización en nuestro ordenador de datos de conexión, télefono, claves y contraseñas de accessos a correos y sitios privados, nuestro software, nuestros contactos, etc. Por todo ello es bueno tomar las medidas, ya comentadas en esta documentación, de seguridad en nuestra navegación por Internet: no abrir mensajes desconocidos o sus ficheros adjuntos, no acceder a direcciones de pantallas de popups no elegidas, no instalar programas no sean legales o de sitios de confianza, etc.

Vamos a comentarte cómo defenderse ante este tipo de intromisión de nuestra privacidad sin nuestro consentimiento.

¿Como defenderse?

Si quieres defenderte de estos espías puedes utilizar algunos programas antivirus que incorporan también esta protección de spyware o programas específicos que puedes descargar gratuitamente desde la red.

Veremos seguidamente un programa integrado y distribuido por el propio Windows (Windows Defender) y otro programa independiente que posee una versión gratuita (Ad-Aware).