Copias de seguridad

Si vas a instalar Ubuntu en un disco duro vacío o en uno cuyos datos se pueden borrar ve directamente a la sección "La instalación paso a paso".

Si en cambio planeas instalarlo en un disco que contiene información y deseas conservarla deberás hacer copias de seguridad antes de borrarlo. También es conveniente que hagas copias de seguridad si tienes tu disco duro ocupado con Windows y deseas instalar también Ubuntu.

Una copia de seguridad es simplemente una copia de tus datos, se llama de seguridad porque no está destinada a trabajar sobre ella, como suele hacerse sobre los datos originales, sino a prevenir desastres

Si te hemos convencido de que hagas copias de seguridad he aquí unas pocas indicaciones:

  1. Deberías tener ya copias de seguridad de tus datos.
  2. Lee el primer punto.
  3. Fíjate que hablamos de "copias" en plural, lo que significa que deberías tener más de una copia de tus documentos. Además tendrías que tenerlas en lugares físicos distintos, por ejemplo en tu despacho, domicilio y/o en el centro de trabajo, siempre a buen recaudo.
  4. Si lo deseas puedes hacer una copia de seguridad de todo tu disco duro en un juego de CDs o DVDs con algunas de las utilidades existentes para ello. Pero en general no deberías preocuparte de los programas o el sistema operativo, podrías volver a instalarlos en cualquier momento aunque te suponga una molestia. En cambio, si pierdes tus documentos personales, ese texto que escribiste, o tu correo electrónico, no podrás volver a recuperarlos a menos que dispongas de una copia.
  5. Elige un soporte fiable y comprueba periódicamente que los datos están en buen estado.
  6. Todos los soportes tienen ventajas e inconvenientes, algunos de los más comúnmente usados en informática doméstica son: DVD (gran capacidad, fiable, pero necesita de una grabadora que quizá no tenga), CD (menor capacidad, fiable, necesita de una grabadora aunque muchos ordenadores ya la tienen. Los hay de una sola escritura y regrabables; éstos últimos te darán la posibilidad de ir actualizando tus copias con un menor gasto), unidades ZIP (fiables, menor capacidad, casi se han dejado de comercializar), disquetes (escasa capacidad, poco fiables, casi todo el mundo tiene una disquetera), memorias USB (son fiables pero no se suelen emplear con estos fines, puesto que son suficientemente caras como para grabar en ellas datos y dejarlas después para cuando hagan falta).
  7. Además, has de saber que no todos los soportes CD o DVD tienen la misma calidad ni todos funcionan bien con todas las grabadoras y lectoras. Así pues, comprueba que el soporte es de calidad y fiable, pruébalo varias veces hasta que estés seguro de que no te va a fallar y tómate en serio las indicaciones de conservación del fabricante.
  8. Haz copias redundantes, al menos dos e incluso tres.
  9. Finalmente, actualiza periódicamente las copias de tus datos.