Eliminar las particiones

Con Ubuntu ejecutándose desde el CD vamos al menú SistemaAdministraciónEditor de particiones.

 


Veremos entonces la ventana principal del programa Gparted que nos permitirá eliminar las particiones que se crearon cuando se instaló Ubuntu. Lo habitual es que la partición con sistema de archivos linux-swap aparezca acompañada de un icono en forma de llaves, significando con ello que no se puede editar porque está siendo usada. Así que antes de nada hay que desactivarla. Para eso hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre la línea correspondiente y en el menú emergente seleccionamos “Desactivar intercambio”.

 


Vemos entonces que desaparece el icono de bloqueo indicando que ahora podemos trabajar sobre ella.

 


Borraremos entonces la partición o particiones ext3 que encontremos. Para ello, hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre la línea correspondiente de la lista y en el menú emergente seleccionamos “Borrar”.

 

 

Repetimos el mismo procedimiento para eliminar la partición linux-swap. El orden en que eliminemos las particiones es indiferente.

 


Una vez eliminadas las particiones ext3 y linux-swap debemos borrar la partición lógica (“extended”) que les daba albergue.

 

 

 
Conseguiremos así que el espacio en que estaba Ubuntu quede ahora libre (sin asignar). Podemos entonces agregarlo a la partición de Windows. Para ello hacemos clic con el botón derecho sobre la partición NTFS y seleccionamos “Redimensionar/Mover”.

 

 

 

 

En la ventana que aparece llevamos el puntero del ratón hasta el extremo derecho de la parte coloreada de la barra gráfica. Veremos cómo el puntero adquiere la forma de doble flecha. Hacemos entonces clic con el botón derecho del ratón y sin soltar arrastramos el puntero hasta el final.

 

 

 

 

De este modo indicamos al editor que asigne a esa partición todo el espacio del disco. Finalmente pulsamos el botón “Redimensionar/Mover”.

 

 

 

 

Volvemos de este modo a la ventana principal donde veremos cómo va a quedar el disco una vez se ejecuten las operaciones pendientes. Todavía podemos volvernos atrás pues no se ha hecho nada sobre el disco, para ello vaya al menú GpartedSalir y no guarde los cambios. Si desea realizar las operaciones pulse “Aplicar”.

 

 

Se nos pide confirmación para seguir. Pulsamos “Aplicar”.

 

 

Se realizan entonces todas las operaciones indicadas. Esto puede llevar algún tiempo. Si todo ha ido bien verás una ventana que te informa de que todas las operaciones se completaron satisfactoriamente.

 

 

Sal del editor de particiones y reinicia el equipo. Ubuntu, desgraciadamente, ha desaparecido de tu equipo sin dejar rastro.