Paso 7. Listo para instalar

 

 

En esta pantalla se te muestra un resumen con las opciones de instalación seleccionadas. Todavía estás a tiempo para abandonar en cuyo caso debes pulsar el botón “Salir”. No se realizará entonces ninguna modificación a excepción del cambio en el tamaño de la partición de Windows, si es que hizo alguno en el paso 4, lo que no impedirá que arranque con normalidad. Si deseas continuar haz clic en “Instalar”.

Se iniciará entonces la instalación de Ubuntu en el disco duro que puede durar entre 15 y 30 minutos dependiendo de las características de tu máquina. Puede ser buen momento para tomar un café, llamar a un amigo o amiga, evocar bellos momentos ya definitivamente perdidos, reflexionar sobre la brevedad de la vida y la fugacidad del instante, o si no tienes nada mejor estar pendiente de los mensajes que van apareciendo en pantalla.

El primer mensaje te informa de que se está preparando el disco.


Después comenzará la copia de los ficheros del sistema al disco duro. Esta es la parte de la instalación que más tiempo lleva.
 

 

Si todo ha ido bien verás la pantalla final indicándote que el proceso ha concluido y que es necesario reiniciar el equipo.

 


Si decides reiniciar el ordenador espera a que Ubuntu expulse el CD y extráelo para permitir que el sistema arranque desde el disco duro.