Efectos visuales de escritorio

Los efectos visuales no aportan, en realidad, mejoras del comportamiento del sistema en cuanto a su funcionalidad, más bien al contrario, ten en cuenta que todas las aplicaciones relacionadas con los gráficos suelen ser grandes devoradoras de recursos, sin embargo, si te apetece disponer de un escritorio cool e impactante, Ubuntu te permite también configurar un entorno muy personalizado con sorprendentes efectos visuales como ventanas transparentes, efectos 3D o transiciones animadas.

Cuando se instala Ubuntu, los efectos visuales se activan por defecto, no obstante, puedes elegir qué nivel de efectos deseas y/o activarlos, si fuese necesario, accediendo al menú Sistema -> Apariencia y seleccionando la pestaña Efectos visuales.

 

 

Aquí encontrarás tres niveles diferentes para el comportamiento del escritorio en este sentido: Ninguno, Normal y Extra. Puedes elegir cualquiera de los tres, mientras tanto, la pantalla puede parpadear brevemente para ajustar los efectos al nivel de tu elección.

 

 

Una vez que el sistema acomoda los efectos, una ventana de diálogo te pedirá que confirmes tu selección, en caso contrario, automáticamente volverás al estadio anterior transcurridos unos segundos.