Introducción

Situados ante la pantalla inicial de Ubuntu, los usuarios más avezados en otros entornos no encontrarán ninguna dificultad para desenvolverse con cierta soltura por el sistema. Aquellos que nunca o escasamente han tenido contacto con el ordenador también encontrarán acomodo rápidamente gracias a la sencillez y naturalidad que presenta el diseño de este entorno.

Al fin y al cabo, ¿qué esperamos encontrar en un escritorio de una oficina convencional? Pues, herramientas y útiles para diversas tareas ofimáticas, documentación clasificada en archivadores, sistemas de comunicaciones, una papelera, seguramente algún reproductor de audio y/o vídeo, quizás la foto de algún ser querido... Todo eso y algo más nos lo ofrece Ubuntu y cualquier distribución GNU/Linux.

Antes de nada aprenderemos a orientarnos en este entorno y a usar correctamente los mecanismos de comunicación con el sistema.