Mostrar y ocultar

Las ventanas son elementos diseñados para trabajar cómodamente con varias aplicaciones en el mismo escritorio sin ocasionar un caos de información, por lo tanto, una de sus características esenciales es la posibilidad de mostrarlas y ocultarlas a voluntad.

Para que una ventana desaparezca de la zona visible del escritorio sin finalizar la aplicación que pudiera estar ejecutándose en su interior, podemos acceder al menú y elegir la opción Minimizar, o bien, pulsar sobre el botón Minimizar situado en la parte superior derecha de la ventana identificado con un guión. Esta acción provoca que la ventana deje de ocupar el escritorio y quede latente en lista de ventanas del panel inferior. Para restaurarla bastará con pulsar con el botón izquierdo del ratón sobre el rectángulo que la representa.