Guardar y recuperar archivos

Una de las mayores ventajas de usar herramientas informáticas es la facilidad que ofrecen en cuanto a archivar, organizar y recuperar la información. Para ello, es conveniente adquirir una cierta solutra a la hora de recorrer el árbol de directorios y localizar rápidamente dónde guardar un trabajo para, posteriormente editarlo de nuevo en caso necesario.

Nautilus permite una gestión ágil de los ficheros. Puedes moverlos, copiarlos o eliminarlos fácilmente. Sin embargo, todas estas operaciones con Nautilus se efectúan sobre ficheros ya creados y guardados en el disco duro. El objetivo de este apartado es aprender a recuperar un fichero para continuar con su edición y archivar un trabajo directamente desde el programa que estes utilizando para su confección.

La mayoría de las aplicaciones integradas en el entorno gráfico de Ubuntu utilizan una ventana común para permitir guardar o recuperar un archivo desde alguna carpeta de nuestra estructura de directorios.

Cuando desde cualquier aplicación ejecutamos la acción de abrir, aparece la ventana de diálogo abrir archivos.

 

Como puede verse es una simplificación del administrador de archivos, faltan el menú y la barra principal, pero por lo demás es semejante.

En esta utilidad de exploración del disco duro encuentras, en la parte superior una barra que te indica en el lugar en que estás actualmente tomando siempre como referencia la Carpeta personal. Si el archivo que vas a abrir está en cualquiera de las subcarpetas de la carpeta personal únicamente necesitas subir o bajar por el árbol haciendo doble clic en el nombre de las carpetas.

La parte central está dividida en dos zonas. En la zona de la izquierda tienes un acceso directo a los principales lugares del sistema. En la derecha se muestran los contenidos de la carpeta actualmente seleccionada. Si vas a abrir un archivo del CD-ROM, disquete o memoria flash utilizaras los accesos directos.

Las listas desplegables de la parte inferior sirven para filtrar los tipos de archivo que quieres ver.

Por defecto, se muestran también todos los archivos y carpetas ocultos. Como sabes en Ubuntu un archivo oculto es aquel que comienza con un punto, por ejemplo .gconf. Esto puede resultar molesto pero cambiarlo es fácil. En la ventana de diálogo Abrir haz clic en cualquier lugar de la columna de la derecha y desmarca la casilla Mostrar archivos ocultos.

 

 

Cuando quieres guardar un documento desde una aplicación, aparecerá la ventana de diálogo Guardar como...

 

Por defecto se ofrece, como lugar para guardar, la carpeta personal. Si quieres guardar en otro de los lugares principales del sistema (por ejemplo, en un llavero de memoria USB) lo seleccionas en la lista desplegable Guardar en la carpeta. Si por el contrario, lo quieres guardar en una de las subcarpetas de la Carpeta personal, pulsa la pequeña flecha situada al lado de Buscar otras carpetas y aparecerá la misma ventana que en el caso anterior.