Introducción

La moderna informática de usuario está basada en interesantes metáforas, una de ellas es la que se refiere a los conceptos de archivo y carpeta.

Imagina que mecanografías un texto, unos apuntes de clase por ejemplo y después ¿qué haces con ellos? Si eres una persona ordenada les pondrás una grapa o un clip y los meterás en una carpeta, si eres además pulcro, le pondrás a la carpeta un título que haga referencia a lo que hay dentro. Si eres además trabajador, pronto tendrás muchos documentos sujetos con clip y metidos en carpetas y, tal vez quieras poner esas carpetas en una unidad de almacenamiento mayor tal como un archivador al que también pondrás un título. ¿Qué conseguirás de esta forma? Encontrar con muy poco esfuerzo lo que buscas en cualquier momento.

Puede que no seas nada de esto, y tengas tus apuntes y documentos dispersos en tu mesa de trabajo en lo que se llama a veces "un desorden ordenado". Si es así, te costará mucho encontrar algo y perderás bastante tiempo en un trabajo inútil y enervante que podrías haber evitado de haber sido medianamente cuidadoso con tus cosas. Así que por salud e higiene mental debes ser una persona ordenada.

Las modernas computadoras te permiten guardar una ingente cantidad de información en muy poco espacio y del modo más ordenado. Cualquier documento que tengas, un texto, una imagen, una canción, etc., es considerado por el sistema un archivo o fichero. Cada archivo tiene un nombre que lo identifica y que debe hacer referencia a lo que contiene de un modo breve y preciso. A su vez, los archivos se organizan en carpetas o directorios que también tienen un nombre. Las carpetas pueden formar parte de otras carpetas, y así sucesivamente. El objetivo de todo esto es mantener organizada la información de tal modo que sea fácil y rápido acceder a cualquier archivo.

El conjunto de carpetas, carpetas que contienen carpetas (a veces llamadas subcarpetas o subdirectorios) y ficheros forman una estructura ramificada que en la jerga se conoce como "árbol de directorios". Un árbol tiene raíz y tronco, que es como una prolongación de la raíz, del tronco nacen ramas, de esas ramas otras ramas, y de las ramas penden los frutos (se dejará ahora las hojas, el árbol del ejemplo no tiene hojas o las hojas son como el adorno de las ramas).

La raíz y el tronco del árbol es la raíz del sistema de ficheros, de él cuelga todo, las ramas son las carpetas principales, de esas ramas salen otras ramas, que son las subcarpetas y finalmente los frutos que son los archivos que contienen los textos, imágenes, etc. Se espera que el ejemplo te haya sido de utilidad, si no es así olvídate de él y sigue leyendo.

Hay sistemas operativos que permiten que el usuario normal cree carpetas o archivos en cualquier lugar y de cualquier manera, a estos sistemas se les conoce como "sistemas promiscuos". GNU/Linux no lo es.

En la práctica esto significa que cuando te registras como usuario se te asignará una carpeta personal (directorio /home ) en la que podrás crear carpetas y ficheros a tu antojo. Pero no podrás crear o borrar carpetas o ficheros fuera de ahí, a lo sumo podrás ver qué hay más allá de tu "home" pero no podrás modificarlo en absoluto, a no ser que dispongas de permisos de administración. Ésto, lejos de ser un inconveniente, es una virtud.

Hay una decena de ventajas, pero para no cansarte en exceso dado que eres un hombre o mujer ocupado, se mencionarán algunas:

  • Ser ordenado a pesar de todo es una virtud.

  • Si el usuario normal no puede escribir fuera de su zona tampoco podrá estropear nada fuera de su zona, si hace daño se lo hace a sí mismo.

  • Se mantiene el grado máximo de confidencialidad puesto que se puede conseguir que ningún usuario pueda acceder a la zona de otro. Incluso aunque sea su hijo o hija quien comparte con usted el ordenador tiene derecho a la privacidad.

  • Si en algún momento un usuario se da de baja, puede eliminarse todo lo que hubiese creado del modo más rápido y sencillo.

  • Jamás se preguntará dónde habrá instalado tal programa, o qué hará tal carpeta aquí, porque todo estará en su sitio, incluso su Ubuntu tendrá los mismos ficheros vitales para el sistema en el mismo lugar que el de su vecino.

  • La propagación de virus se hace tremendamente difícil. Aún en el supuesto de que alguna vez hubiese algún virus realmente potente para GNU/Linux, mientras trabaje como usuario es muy difícil que pueda causarle algún daño al sistema.

 

Icono IDevice Pre-conocimiento

Respecto a los virus en GNU/Linux, existe entre el usuario medio una doble falsa creencia: que no hay, y que no hay porque todavía no lo usa mucha gente.

En primer lugar, GNU/Linux no es otra cosa que software informático construido por humanos y por tanto siempre imperfecto. La diferencia con los sistemas propietarios es que aquí nadie oculta información, puesto que el código es abierto si hay una vulnerabilidad en el sistema se hará pública inmediatamente a fin de que sea resuelta lo antes posible. Con un ejemplo se verá más claro.

Imagina que instalas en tu casa los más sofisticados sistemas de seguridad y las puertas blindadas más poderosas y, a continuación le das a los posibles ladrones el plano de la casa y el de los sistemas de seguridad, y les dices "prueben a entrar". Te parecerá una locura pero esto es lo que se hace en el mundo del software libre, y a pesar de todo no pueden entrar. En la actualidad no se conocen virus para GNU/Linux que merezcan tal nombre.

En segundo lugar, crear virus para GNU/Linux dista mucho de ser un pasatiempo para adolescentes con conocimientos de Visual Basic. Se ha mitificado en exceso la figura del hacker constructor de virus, aristócrata del conocimiento, dotado de una inteligencia superior, etc. La inteligencia, si se tiene, es algo dado y no hay motivo alguno para presumir de lo que se da sin esfuerzo. A los autores, que son sin embargo muy realistas, les gusta pensar en un mundo donde todos pongan su entendimiento a trabajar para el bien de la comunidad. Por cierto que el termino hacker ha cambiado notablemente de significado, en sus inicios designaba únicamente al experto en informática que disfrutaba escribiendo código y compartiéndolo con los demás. Stallman resume muy bien qué es el espíritu del hacker: "Hacker, usando la palabra inglesa, quiere decir divertirse con el ingenio, usar la inteligencia para hacer algo difícil. No implica trabajar sólo ni con otros necesariamente. Es posible en cualquier proyecto. No implica tampoco hacerlo con computadoras. Es posible ser un hacker de las bicicletas. Por ejemplo, una fiesta sorpresa tiene el espíritu del hack, usa el ingenio para sorprender al homenajeado, no para molestarle" (http://www.ciberpunk.info/richard-stallman-en-zaragoza).


En lo que sigue aprenderás a organizar tu información en archivos y carpetas usando las herramientas que Ubuntu proporciona. Comprenderás también cómo se gestiona el sistema, los ficheros y el por qué de ello.